viernes, 30 de abril de 2010

24) ESTOY EN EL PAIS DE LOS SANADORES Y YO SIN CURARME.

24) ESTOY EN EL PAIS DE LOS SANADORES Y YO SIN CURARME.


El viaje en avión de Europa a Filipinas dura 12 horas y nuestra ruta pasa por Rusia y China. No tenía sueño. Estaba cómodamente sentado y viendo una película tras otra. Ara que está a mi lado, navega entre el sueño y ver pelis.
Empiezo a notar que se duerme mi pantorrilla izquierda. Pienso que es del viaje y que ya pasará.
Llevo 4 días en estas Islas y me sigue doliendo la pierna a rabiar. Curioso porque solo es una zona del tamaño de una naranja en la cara externa de la pierna. Empiezo a pensar como médico y creo que estoy fabricando una variz ( en el mejor de los casos!). El claro culpable es el avión. Como ocurre con todas las personas, piensas que se curará solo y así te evitas tomar potingues. (Medicinas).
Pasan dos días más y todo sigue igual. La pierna me impide sentarme mucho rato y empiezo a escuchar las sesiones de la sala en pié.
Como tengo que pasar para sanación con Alex, se lo comento y la realiza a nivel de la pierna. La mejoría dura unas horas y vuelta a lo mismo.
Como estoy en el mundo de los sanadores, comento mi dolor con algunos y cada uno utiliza su técnica para curarme. Una mujer me efectúa digitopuntura en la mano izquierda, apretándome el borde externo de la mano.

video

La verdad, es que aquel dolor se va transformando en un cosquilleo y hasta llega a desaparecer. Pero vuelve otra vez. Un chico me hace imposición de manos con técnica Reiki y en veinte minutos me lo cura. Pero al cabo de unas horas aparece debajo del muslo y con más dolor. Bueno, al menos hemos cambiado de sitio. Ya no me duele la pierna. Ahora me duele detrás del muslo.
Otra chica, me dice que esto no es un tema médico y que me duele la pierna izquierda, porque emocionalmente me estoy hiendo hacia el otro lado: el izquierdo…
Yo sigo con mi dolor y nos hemos hecho muy amigos. Estamos todo el día juntos. Una noche me duele un montón, Ara se compadece de mí y se pasa una hora haciéndome cosas en la pierna. Me cura y puedo dormir toda la noche. Es la vez que la curación me ha durado mas: 12 horas seguidas.(Cuanto vale mi niña!)



Y así hasta que vuelvo a casa. Muchos sanadores pero a mi no me ha curado nadie el dolor de la pierna. Un dolorcillo de nada…pienso yo. Pues si no son capaces de curarme la pierna, como van a curar otras cosas mas difíciles que lo mío? Pero eso no es verdad, porque sí he visto sanar cosas más difíciles. Soy un bicho raro? Un paciente extraño no recomendable?....
Al día siguiente de estar en casa pido hora para hacerme un examen Doppler, para diagnosticar una posible trombosis o insuficiencia vascular de la pierna. No solo sale todo normal, sino que el médico me dice que tengo una red vascular doble (una anomalía en este caso beneficiosa) y que estoy mas sano que nunca. Mi cara se queda a cuadros. He dejado de fumar hace 2 meses, porque presentía que tenía cosquilleos en los píes de origen tóxico por el tabaco. Que frustración! Dejar mi único vicio, engordarme como el muñeco Michelin y dejar de sentir el placer de fumar, para nada!
Mi lado médico empieza a ir un poco más allá. Pues si no es esto, el próximo paso es la espalda! Hace un par de años, tras un dolor lumbar me hice un TAC y salió una hernia discal en L5. Tengo que hacerme una resonancia lumbar ( RNM). Lo extraño es que solo tengo dolor en la pierna. No hay dolor lumbosacro ni ciatalgia izquierda.
Salgo de la RNM y se confirma mi sospecha: Varias hernias lumbosacras, grave en S1 izquierdo y leve en L4-L5 Izquierda. Se ve como una aceituna comprimiendo el nervio en el agujero por donde sale hacia la pierna y que corresponde a parte del disco que se ha salido de su sitio. La foto de la zona es my evidente y lesión grave.
Esta claro que cuando uno es raro, lo es para todo. Tengo una lesión radicular lumbosacra L4-L5-S1 Izquierda, que en este caso no va acompañada de los síntomas más clásicos. De ahí, su difícil diagnóstico.
Eso no se va a curar con pastillas, rehabilitación y otras técnicas no invasivas. Llamo a mi amigo traumatólogo, le cuento el cuadro clínico y marcamos día y hora para operar mi espalda. Estamos a martes y quedamos para el viernes. Que al menos tenga dos días para el papeleo y hacer las pruebas complementarias, antes de entrar en quirófano.
Como estoy escribiendo el blog desde hace un par de meses , creo que puede ser un tema interesante y le pido a Don Mariano, mi médico, que deje entrar a Ara dentro del quirófano para filmar mi operación y haga algunas fotos. Dicho y hecho. Ara será mis ojos para explicármelo después.
Estoy en la camilla con ese camisón horrible que te deja el culo al aire. Me están durmiendo y me voy con mi anestesia al mundo cero: el que no estás en ningún lado. Aparcado a la espera de volver y ver la luz de nuevo.
Me despierto y tengo mucha sed. Solo me duele la palomilla del suero en la mano. Pido agua y no me la dan. (No podré beber hasta pasadas un montón de horas). Lo sé, pero yo ni caso, a pedir que es lo mío.
Al final, ya en la habitación solo consigo chupar una tundra de gasa empapada en agua. Para mi es un elixir de dioses y calma un poco mi sed. De la pierna ni me acuerdo: cero dolor. De la espalda, cero dolor.
Me voy despejando y empiezo hablar por los codos, con un tono de voz, que se parece mas a un cantante que a un enfermo.(¿). Llega el momento de la bebida: tenemos agua por un tubo. Que felicidad! Tenía complejo de sediento caminando por el desierto.
Me empieza a llamar la familia y amigos. Dicen que mi voz no es la de un enfermo recién operado y que les estoy colando un gol: no me han operado y debo estar tomando el sol en la playa. Es viernes por la noche. Me han operado y no estoy ni siquiera cansado.
El sábado por la mañana, Mariano me envía para casa. Estoy bien.
Es domingo y hace sol. No hay dolor y empiezo a sentirme encerrado en mi propia casa. Que hago aquí, si estoy bien! Hago novillos y salgo a comprarme el periódico a la esquina de casa. He caminado y sigo bien.
El lunes ya no puedo más del suplicio de mi encierro y salgo a dar una vuelta. Sin novedad en el frente, mi capitana!...le comento a Ara.
Se enfada conmigo porque dice que soy un mal enfermo. Como es verdad, me callo y otorgo. Dejo colgada a mi madre que venía a verme, porque no estoy en casa.
Y así uno tras otro.
El miércoles me voy a trabajar un ratito a mi consulta. Solo haré 5 pacientes, sentado. Será como una prueba a ver como estoy.
El jueves trabajo a ritmo lento mañana y tarde y el viernes otro poquito.
Ayes fui a sacarme los puntos y el medico me dijo que no me los sacaba, porque había oído por ahí, que no me portaba muy bien. (Delatado por mi propia secretaria!).
He querido explicarlo minuciosamente, porque esto no es normal. Lo normal, es operarte de varias hernias lumbares y estar enfermo durante como mínimo 3 semanas. Yo veo pacientes que están mal varios meses.
Hoy hace 7 días que he sido operado y estoy mejor que nunca. Esta tarde me voy de finde fuera y descansaré. (….pero si todo el día estoy relajado!)
Y ahora viene una tanda de preguntas…
El medico que me ha operado dice que la raíz nerviosa de S1 Iz. estaba pegada a un especie de quiste duro y grande como una aceituna. Tardó dos horas y media en sacarlo.
Porque un proceso de recuperación nerviosa tan rápido?
Rápido se quedaría corto…mejor espectacular?
Una cosa es que sea raro y otra que venga de otra dimensión!
No he visto nunca una mejoría tan rápida con una patología similar. Como es un cuadro clínico bastante común, esta opinión es fácil de contrastar.
¿Tiene algo que ver el baile de energías a que he sido sometido durante los días anteriores a la operación, allá en Filipinas?
En la sesión de la Misa espiritual, la médium me dijo que me daba más energía, porque la necesitaría. Esta relacionado?
Sé que Mariano es bueno,…pero está conectado mi traumatólogo con Asclepíades, dios de la medicina griega, con Esculapio (romana) o con Ixchel (diosa maya)?
Intento ser crítico, pero es evidente que no lo consigo. Ninguna de las respuestas me convence.
También es posible que concurran varias respuestas de forma simultánea.
¿Que explicación tiene desde el punto de vista de sanación energética, que no me hayan podido curar y sí lo haya hecho la medicina tradicional?
Es mas fácil curar para los sanadores una patología tumoral que una lesión de cuerpo duro? Como la consistencia de la hernia es muy dura, quizás sea más complicado resolverlo.
Una cosa es materializar negatividad y otra deshacer un cuerpo duro en un lugar de difícil acceso, enquistado. Investigaré al respecto. No estoy decepcionado, porque estoy seguro que hay una respuesta esperándome. Pero ha sido toda una lección de paciencia y sorpresa.
Quizás dentro de unas semanas, me encuentre a morir de mal. Pero hoy cuento así, mi historia. Es mi realidad, por difícil que parezca creerla.
Es una lección de que todo es necesario y nada deber ser excluyente. La sanación en su campo y la medicina en el suyo: amigos de viaje compatibles y caminando de forma simultánea.
( video de la operación de hernia discal: sacando trozos del disco enquistado)


video


video

1 comentario:

  1. Quizás el conflicto vivido entre la medicina tradicional y la sanación tenga algo que ver con la "enfermedad"...

    Quizás la reconciliación entre las dos "medicinas" sea la cémplice de tu espectácular recuperación...

    ¿Quién sabe?

    Un abrazo desde "la cueva" ;-)

    ResponderEliminar