domingo, 25 de abril de 2010

18) VOLVER AL PRINCIPIO DE REALIDAD: SOY MÉDICO.



18) VOLVER AL PRINCIPIO DE REALIDAD: SOY MÉDICO.

Llegados a este punto del recorrido que estoy viviendo, necesito parar las emociones y volver a mi principio de realidad como persona y como medico. En este lugar de Filipinas, es fácil dejar volar a la mente y al espíritu, perdiendo la noción del tiempo y de la cruda realidad. Aquí todo es bueno y bonito.

Al final de la conversación grupal con Alex, preguntó: Alguien tiene alguna pregunta?
Las bocas de todos nosotros estaban selladas. Pero a mí, se me ocurrían millones de preguntas. Pero en aquel momento, no deseaba razonamientos. Necesitaba sentir y emocionarme.
Caminé en soledad hacia la habitación y algo interrumpió mi estado mental semi-inconsciente. Me dí cuenta de que tenía los pies en el suelo , que era médico y que necesitaba respuestas. Lo mas técnicas posibles. Pero donde buscarlas!!.Yo ya soy médico y no las tengo…Este tipo de cosas no se estudian en la universidad. Claro que hay bibliografía sobre esos temas pero hay que discernir entre las calidades de lo escrito y sus autores.
Pero aquí estoy solo y lo único que tengo es el archivo particular de mi cabeza. Tendré que tirar de mi memoria profesional, a ver que se me ocurre. Tendría que relacionar los efectos de lo que estoy viendo con los mecanismos fisiológicos de nuestro cuerpo.
Lo primero que se me ocurre es el sistema endocrino. Y eso que soy neurólogo, neurofisiólogo, rehabilitador, informático, técnico electrónico y no se cuantas cosas mas… ¡! Porque he pensado en hormonas mas que en nervios? Ni idea!!

Pienso que en el funcionamiento del cuerpo humano, hay una estrecha relación de la parte física y de la mente con las emociones.
La alegría, la tristeza, el miedo, la cólera, etc…altera la secreción de las glándulas endocrinas, aumentando o disminuyendo su caudal, en proporción a los hechos vividos por el sujeto estudiado (de momento no hablo de paciente porque no está enfermo).
Los órganos del cuerpo humano (desde los ojos, pasando por los pulmones, corazón hasta llegar al páncreas y las gónadas) están sujetos a cambios importantes en su funcionamiento según el estado anímico ( del alma?)
Las hormonas son las causantes de la renovación de las células, degenerando o rejuveneciéndose en relación a la función de los órganos, tanto físicos como por mecanismos emocionales. Es muy posible pensar que estas últimas son el origen de los problemas que nos afectan y que desencadenan enfermedades.
Como neurólogo pensaba que los nervios tenían mas protagonismo en las causas de las enfermedades que las que ahora se me ocurren Que frustración para mi ego profesional!
Es como si me estuviese cambiando de especialidad: casi todo lo que se me ocurre va del sistema endocrino. Vaya rollo ¡! Con lo poco que estudié esta asignatura y ahora la necesito como agua de mayo.
Me siento culpable del poco caso que le hecho a Ara, que lleva años diciéndome la importancia que tienen las emociones en las enfermedades y yo la oía pero no la escuchaba.
Me estoy dando cuenta de que es más importante la función endocrina sobre las respuestas en el organismo que las neurológicas.
Podrían ser el origen de la Enfermedad, con mayúsculas, ya que interactúan con el sistema sensorial.
La glándula pineal, la pituitaria, el timo, tiroides, suprarrenales, gónadas y células de Leyden son los miembros de una orquesta que dirige su director, el cerebro. Según la música que toquen (las emociones) el público estará mas o menos contento. ( El cuerpo humano). Si la música es nefasta y desafina, el público se enfada (el cuerpo se estropea y degenera). Si la música es celestial y maravillosa, el público siente placer (el cuerpo se rejuvenece).
Ahora viene cuando me la juego y voy a intentar establecer un puente entre la medicina y la espiritualidad.
Las chacras serían las puertas de entrada de las emociones, alterando el sistema endocrino. Anatómicamente no existen, pero el que no sea visible no significa que no estén. También en medicina hay que tener cierto grado de fe.
Sirva como ejemplo que antes de que descubrieran Plutón, los astrónomos sabían que allí existía algo grande, pero con los medios técnicos que disponían en la época, no podían demostrarlo. Quizás dentro de un tiempo alguien descubra la tecnología adecuada para visualizar los puntos energéticos y los chacras y todos sus detractores pasarán al olvido, siendo etiquetados de retrógrados.
Para el mundo medico clásico es poco mas que una ilusión. Para otros menos críticos conviven con la idea sin inmiscuirse. Y para otros (los menos) los contemplan como una parte más del organismo no visible. Podría afectar a la personalidad del hombre y también su alteración desencadenará la enfermedad.
Nos movemos por vibraciones que sentimos en nuestro entorno. Es muy posible que cada frecuencia vibracional afecte a un tipo de órgano determinado.
Recuerdo cuando era joven que no me gustaban las discotecas. Solía salir de ellas totalmente trastocado corporalmente. La música me afectaba más de lo que debía. Mi grado de sensibilidad debía ser más alto del de los demás, porque cuando proponía a mis amigos ir a otro lugar de diversión, me miraban como si no deseara entrar en el Olimpo de los dioses.
Sirva pues como entrada para explicar, que la intensidad y frecuencia vibracional de las sensaciones que nos llegan, afectan de forma distinta al cuerpo humano.
Si seguimos los escritos de Edgar Cayce, de que cada glándula además de tener una función precisa, vibra a una frecuencia concreta, entenderemos porque a cada vibración le corresponde un color determinado.
Si mezclamos los elementos de estas variables también podremos asignarles influencias astrológicas y planetarias.
Para él la luz afecta a la gandula pituitaria.
Si la glándula pineal es el inicio de la construcción del embrión en el seno materno, a lo mejor también podría actuar (parcialmente) como almacén de las patologías familiares que heredará después.
El tiroides sería la glándula de las decisiones.
El timo correspondería al corazón.
Las glándulas suprarrenales son nuestro centro emocional y actuarán sobre el plexo solar.
Las gónadas son el motor del cuerpo físico.
Las células de Leyden, establecen un equilibrio entre ambos sexos.

En un momento de cólera, puede que se dé tal aumento de secreción hormonal que actúe como un veneno en el cuerpo. La alegría tendría el efecto opuesto. Posiblemente sean las glándulas suprarrenales las que actúen en este caso e incidan plenamente en el funcionamiento del plexo solar, reaccionando de forma distinta sobre nuestro cuerpo.
Al mismo tiempo, todas las demás glándulas se afectarán en menor o mayor grado, según el estimulo recibido.
Una madre que amamante a su bebé altera la composición de su leche materna por un estado emocional concreto y el niño lo nota en su cuerpo a través el aparato digestivo (además de la conexión intuitiva madre-niño).
Si volvemos a Cayce, también relaciona los planetas con las glándulas y con las experiencias diversas de la vida.
Si aceptamos que las actitudes negativas perjudican al ser humano, entrando por la puerta endocrina, de la misma forma podemos ir en sentido inverso e iniciar un proceso de curación.
Se trataría de reanimarlo reparando su calidad energética y la meditación sería la base del tratamiento correcto, como inicio del proceso de curación.
Al cantar mantras determinados, ocasionan en el individuo que los canta, alteraciones secretoras endocrinas que pueden facilitar la correcta funcionalidad fisiológica orgánica. No solo de uno propio, sino también de los cercanos al protagonista.
El cerebro lo que busca es placer y recompensa. La música de una vibración determinada ayudará a este proceso. Estoy casi seguro de que si tecnológicamente se analizan los sonidos de varios mantras, las longitudes de ondas, amplitudes, frecuencias y ritmos tendrán patrones comunes, mas compatibles con el “ lenguaje “ humano no verbal.
Y hora recuerdo haber leído algo sobre el efecto dinamizante del rezo del Padrenuestro, anterior al judaísmo, ya encontrado en las plegarias de Akenaton ( Tell el Amarna / Egipto ) y recordemos que fue el primer y único faraón monoteísta.
Asocia nombres con glándulas:
Pituitaria con cielo.
Pineal, nombre.
Tiroides, voluntad.
Timo, el mal.
Suprarrenales y Plexo solar, a ofensas.
Células Leyden a tentación.
Gónadas a pan.

Sería tan simple como sentir dentro de nuestro cuerpo cada palabra de esta oración y vehicularla por los órganos, para llevarle las energías concretas que necesitan para vivir. Es un acto interior, hablando desde nuestra mente pero sintiéndolo en nuestro corazón.
Porque ocurre?....quizás porque el tipo de vibración del sonido al cantarlo, altera la dinámica secretora endocrina y nuestro ritmo cerebral. (Ciclos x seg.)
Después de haber llegado hasta aquí, voy entendiendo porque Alex entra con mayor facilidad en trance, después de cantar un mantra.
Hagamos ciencia-ficción sobre el caso. ¿Es posible que exista una sobredosis endocrina que facilite la aparición de ese estado de inconsciencia, con rigidez muscular y articular, como si se tratase de un ataque de opistóstonos neurológico?
Cuando 7 hombres lo levantamos hacia arriba y lo sostenemos en el aire, cada vez pesa más y casi no podemos con él. Por qué si debe pesar unos 50 kilos (toca a 7 kilos cada uno) se nos cae del peso? ….se cristalizan partes de su cuerpo que explicaría el aumento de peso? Si no fuera por el gran respeto que le tengo a él y a estas cosas, me gustaría ponerlo en una simple báscula durante un trance a ver que cifras da. Posiblemente nos abriría las puertas a muchas cosas.

Y ahora un poco de Neurología.
Si medimos la actividad cerebral en un estado de vigilia normal, nos dá una cifra de 21 ciclos x seg. (Ondas beta).
Cuando nos relajamos vamos bajando la actividad cerebral hasta llegar a cifras de 14 ciclos por seg.. Esta franja es la idónea para realizar la hipnosis. (Ondas alfa). Cuando el psicólogo o psiquiatra continúa la relajación del paciente puede llegar a cifras de 7 ciclos x seg.
Recordemos que el Electroencefalograma plano es de cero ciclos x seg. (Un coma / muerte cerebral)
Volvamos al estado de trance de un médium. Es posible que vaya disminuyendo sus ciclos cerebrales por seg. en un corto espacio de tiempo, posiblemente inferior a 7 ciclos x seg.( entre 4 y 7 ciclos) o que se sitúe como si se tratase de una fase REM ( fase de sueño ) , en el que también hay un movimiento rápido de los ojos y párpados.
En un estado así, hay una alteración de los bio-ritmos que afectan al corazón, tensión arterial, actividad cerebral y sistema endocrino.
Cuando el psicólogo quiere conseguir algo de su paciente, puede establecer una orden o grabación hipnótica en la fase de7 ciclos x seg. Para luego conseguir cumplir un objetivo concreto, a través de la sugestión positiva.
Dicho esto, cabe la posibilidad de que alcanzado el trance, el médium traspase una frontera entre el consciente y el subs-consciente, accediendo a un territorio inexplorado para los demás, facilitado por las condiciones fisiológicas de la comunicación vibracional entre el médium y otras zonas, lugares o seres que no se como describir.
Volvamos a los sonidos con vibraciones bajas de ondas alfa.
Los sonidos repetitivos de amplitudes reducidas, como el sonido de las olas del mar, la gotas de la lluvia y las cataratas tienen una frecuencia constante que entra fácilmente en nuestro cuerpo a través de los sentidos, por habar el mismo lenguaje vibracional. La compatibilidad comunicativa es máxima, en este caso con la naturaleza. Respecto a la percusión, las campanas del Tíbet y gran número de tambores tienen un grado de oscilación vibracional muy similar a la que puede sentir con placer el cuerpo humano.
Si hablamos de animales, los sonidos de ciertos pájaros y de mamíferos acuáticos como las ballenas y los delfines, vibran en un lenguaje común de bajas frecuencias.
Hay cierto tipo de músicas de corte lánguido y frecuencia repetitiva, que favorece la entrada en estados alfa. Por ejemplo, los mantras, las músicas de los bosquimanos de borneo o de las trompetas del Tíbet.
El resumen, sería que en la naturaleza existen sonidos que pueden facilitar una inducción de nuestro cuerpo para que entre en estados de semi-inconciencia, unas veces buscado por nosotros y otras de forma inconsciente.
Es como si estos sonidos fuesen la llave para abrir las diferentes puertas desde nuestro consciente hacia el inconsciente, pudiendo llegar hasta los rincones más profundos de nuestro cerebro.
Hay un ejemplo muy descriptivo para entender esta parte: Niño Europeo de 11 años que tiene un ataque epiléptico. Pasa por todas las fases conocidas de inconciencia, dilatación de esfínteres y cuerpo en rigidez muscular y articular intensa. Cuando acaba y se recupera, es capaz de habar en una lengua que antes no conocía (en este caso, el arameo). Hay otros casos de sanscrito o griego. No conozco casos de que hable una lengua moderna que no conocía.

Las emociones afectan a los órganos y en estas alteraciones intervienen diferentes sistemas:
El sistema endocrino con la alteración de la secreción glandular.
El sistema neurovegetativo que vehicularía las respuestas de las alteraciones secretoras, afectando a órganos de diferentes sistemas (como por ejemplo corazón y cerebro)
El sistema vascular, con la disfunción del binomio vasodilatación-vasoconstricción y consecuentemente con la aportación de mayor o menor riego sanguíneo a una zona anatómica determinada.
El sistema inmunitario que puede provocar una fase de relajación o alerta en la defensa interior del cuerpo humano, con la consecuente aparición de mayor o menor fortaleza ante una infección o desencadenamiento de una patología.
Me gustaría saber en que proporción es culpable la inmunidad en la aparición de cualquier enfermedad, secundaría a disfunciones emocionales.
Ante un estímulo exterior como es una emoción, el cuerpo humano mueve todos sus resortes, alterando varios sistemas funcionales. De la misma forma que hemos estado hablando de la facilitación en la aparición de las patologías, también ocurre el fenómeno contrario con la facilitación de fenómenos de protección o de curación. (Por ejemplo la risoterapia).
El cerebro va a ser el director de orquesta que controle todos estos cambios y se acople a las situaciones que van apareciendo. El banco de memoria que disponemos, también puede regular las respuestas, reaccionando de formas concretas, según sean conocidas o nuevas.
Somos energía y necesitamos luz para cargar nuestras baterías internas. Ya sabemos que sin una necesaria aportación de luz solar sobre nuestro cuerpo, este no funciona correctamente (por Ej. Avitaminosis, etc.…)
La aportación de fotones en nuestro cuerpo tiene efectos beneficiosos y de sanación.
Cuando los sanadores energéticos actúan sobre sus pacientes, posiblemente hacen una aportación extra de energía con los mismos beneficios que la fotónica.
Se ha demostrado científicamente ( Alemania?) que ocurre con el dintel fotónico, antes y después de una sanación energética y se confirma una elevación notable después de la misma, con la consiguiente mejoría del paciente.
Alex menciona con claridad que a lo largo de su vida profesional, nunca se le ha muerto un paciente durante su sanación ni se le ha infectado después de la intervención.
Ya sabemos porque lo hemos visto, que no sigue ninguna pauta de asepsia o desinfección posterior y que no deja heridas. Muchos de los lugares en lo que opera (con la introducción de manos dentro del cuerpo) están en la misma calle, con todo tipo de polución y seguramente un caldo rico de bacterias, virus y otros “bichos” que desearían hacerse un festín con los pacientes intervenidos. Pues no hay ningún tipo de infección.
Sirva como prueba evidente que el que aquí escribe, ha sido operado en varias ocasiones (unas 10 veces) y no ha tenido la más mínima reacción secundaria anómala de ningún tipo. En todo caso, ha sido beneficioso para mí.
Las operaciones a mano desnuda de los sanadores es lo más espectacular, pero a mi modo de ver, no es lo más importante de lo que he descubierto.
Llevo varios años siguiendo la trayectoria de Alex y le he visto actuar en lugares distintos sin trampa ni cartón. Todo es real.
La posibilidad que tiene de materializar es la puerta de entrada para entender los mecanismos de la sanación energética.
Le he visto sacar piedras del tamaño de una nuez o una aceituna, de su boca o las manos, cuando antes no había nada. Entrando en meditación y trance posterior, consigue saltarse las leyes de la física haciendo real algo que antes no existía.
Si aceptamos como hipótesis que es capaz de hacer esto, es más fácil entender que pueda introducir sus manos en el cuerpo humano alterando las condiciones que tiene la piel, además de la alteración de las leyes de la física más básica.
Si se pueden materializar cosas, porque no puede materializar una energía negativa que tenemos dentro de nosotros y extraerla con las manos? Después de esta tesis, huelga comentar las enormes posibilidades que tendríamos respecto a la curación de enfermedades. Son infinitas.
Pero ahora demos un salto cuántico y hablemos de las energías a distancia.
Si con la mente, podemos direccionar nuestra energía hacia nuestra manos y trasladarlas a otra persona, es el espacio físico un problema para conseguirlo?. Hemos visto a los sanadores con las manos elevadas hacer este tipo de sanación, cercanos al paciente.
Si nos alejamos un poco mas allá de su aura, también se consiguen efectos beneficiosos.
He sido testigo de una rueda de energía con la presencia de 60 personas en meditación y pensar en una persona concreta no conocida por nosotros (solo dos la conocían) y enviarle energía para su sanación a 10000 km de distancia, que es donde está el paciente que acaba de entrar en un coma.
Al cabo de unas horas nos llaman por teléfono y nos dicen que el paciente ha salido inexplicablemente del coma y que esta mejor, dentro de su gravedad. (Está ingresado en clínica)
Aquí ya me pierdo y no tengo respuestas suficientemente validas para mí. El espacio kilométrico existente entre sanadores y enfermo se hace más grande de lo que es para entenderlo adecuadamente.
Pero como tesis aceptada, nos permitiría entender los casos de magia negra que detectamos en algunos casos de sanación energética.
Clínicamente son francamente distintos. No solo en la sintomatología sino en el acto quirúrgico. El sanador ya nota al empezar una intensa energía negativa que está en este tipo de pacientes. Puede quedar turbado en su actuación, por la extrema dureza de los influjos energéticos que recibe.
Finalmente, cuando materializa la negatividad, tanto en la forma, como en el aspecto, color y extensión es totalmente distinto y si se me permite la expresión, realmente feo de verdad.
En los casos clínicos normales la materialización extrae unos coágulos entre unos 3 y 15 centímetros, en forma de cinta rectangular muy plana.
En los casos de magia negra, aparecen cintas de 1 metro de largo, planas, de color mas liloso (dentro del negro), algo mas brillantes y que a veces pueden tener texturas diferentes como la piel de una serpiente , plástico o cuero oscuro.
La magia negra no necesariamente tiene que tener un origen físico. (Por Ej. Un budú africano o caribeño que se realiza con un muñeco físico en el que se clavan agujas)
Hay que contemplar también solo el efecto mental de la persona que piensa mal de otra enviándole energías negativas que desarrollarán efectos negativos en su persona.
Al poder materializar negatividades, los sanadores pueden extraerlas y sanar. Normalmente, hacen fata varias sesiones para conseguirlo.
El resumen sería que las energías negativas, afectan al cuerpo humano de forma no tangible pero que podemos ser capaces de sacarlas, haciéndolas físicas.
Los cánceres son células alteradas que conviven con las sanas. Si sacamos la negatividad a nivel celular, podemos revertir el proceso?
(Recordemos que los sanadores no extraen los tumores, sino su negatividad)


Este capítulo ha ido saliendo tal cual aparecían ideas en mi cabeza, sin seguir una pauta determinada. No ha habido un estudio o menú previo. Quizás por esto, los conceptos expresados no siguen una línea médica convencional. Solo he intentado establecer un puente entre la medicina convencional y la sanación energética, para aclarar temas, ya de por sí bastante complejos.
Son pequeños peldaños de una larga escalera, para que otros detrás de mí, también propongan otros escalones y así vayamos subiendo hacia arriba, en la escalada de conseguir descubrir los mecanismos de una máquina tan compleja como es el cuerpo humano. En este caso se nos complica mas, porque hay múltiples funciones que ocurren al mismo tiempo.
Cuando vuelva a la normalidad de mi vida, nada va ser igual después de esto. Va a ser duro hablar con mis amigos médicos y explicarles mi punto de vista. De los amigos y de la familia, ya no te cuento…misión imposible! Pero lo intentaré.
Ahora tengo muchas cosas mas claras que antes: Nada tiene una única verdad, nadie es poseedor de la verdad absoluta y hemos de tener una enorme humildad para poder admitir ideas de otros con el máximo respeto. A esto, yo le llamo civilización y progreso.
Saber escuchar sin enjuiciar. Luego vendrá el diálogo y quizás un estudio más analítico que puede acabar en un examen de corte científico.
Sin actitudes como esta, no habría existido evolución.






No hay comentarios:

Publicar un comentario