jueves, 29 de abril de 2010

22) COSAS DE LA SALA: HISTORIA PARA NO DORMIR…

22) COSAS DE LA SALA: HISTORIA PARA NO DORMIR…

Los sanadores dicen que para sanar correctamente, necesitan que el paciente esté preparado energéticamente por un miembro de su equipo. Sino le cuesta mas entrar en su cuerpo y extraer la negatividad con la materialización. El sanador necesita toda su capacidad de concentración para trabajar energéticamente de forma más fácil.
Además en el mundo de los sanadores es conocido, que la fuerza de la sanación es mas intensa en el ambiente geográfico y físico del sanador. Cuando actúa lejos de su ámbito, le puede resultar más difícil, porque necesita mayor grado de concentración, sin menoscabo de que también lo consiga. Por este motivo necesita la máxima ayuda del paciente y de sus colaboradores.
No debe llevar objetos metálicos encima, gafas, cinturón, etc.

Dado de que se trata de movilización de energías, no debemos entorpecerla con objetos metálicos o no afines.
El paciente debe centrarse en si mismo, no pensar en nada (mente en blanco), unirse al silencio y con calma interior abandonándose totalmente en cuerpo y alma. Entrar en meditación con expresa atención de la respiración. (Profunda y acompasada)
Una vez sanado, se recomienda no ducharse a lo largo de ese día concreto, comida ligera y beber mucha agua para facilitar la eliminación de la negatividad residual.
Hasta pasadas 3 semanas, el ritmo de vida debe retardarse y continuar con estas pautas, con alimentación ligera y descanso emocional, para ayudar en el proceso de curación.

Leyendo estos consejos, percibo que el acto de la sanación no acaba en el momento en que se realiza. Continúa días después, sobretodo eliminando del cuerpo negatividades que todavía no sé de que tipo son o de que origen vienen. Esta claro que es un proceso como de si un tratamiento convencional se tratase.

Confluyen pues, la preparación física –mental del paciente, el acto curativo concreto, la continuidad del proceso durante no menos de 21 días y posiblemente una nueva sesión de sanación para reducir los restos que hayan podido permanecer en el interior del paciente.
Además, como en la medicina convencional, cada paciente responde de forma distinta a un tratamiento y a veces hay que hacerlos a medida.
Resumiendo, no es tan simple, como que el sanador te cure y adiós. Es un proceso más sofisticado, en el que es primordial la actitud del paciente y su capacidad de prestarse al tratamiento sin que le afecte su mente racional y la respuesta de su cuerpo ante la sanación. (Otros le llamarían suerte!)
Cuando acabamos los deberes del día, muchos nos quedamos en la sala para contarnos cosas. Muchos de los capítulos que he descrito, se han dado lugar aquí.
Para mi es un lugar de trances, emociones fuertes, sincronismos energéticos e historias para no dormir.
Si habéis leído bien! He dicho “HISTORIAS PARA NO DORMIR”.
La mayoría de las veces os lo explico con los nombres de sus verdaderos protagonistas y pongo las fotos y vídeos correspondientes. Pero en alguna ocasión, alguna persona prefiere mantenerse en el anonimato.
Este es uno de ellos. Él es un sanador de un país lejano, gran discípulo de Alex. También opera a manos desnudas y dicen de él que su energía es fuertísima. También es capaz de materializar energías. Le debe venir de familia como a Alex, porque me cuenta que su hijo de 5 años, ha empezado a materializar cosas con las manos. Para el pequeño es un juego. Todavía no entiende como lo hace pero ocurre. Su padre me cuenta que esta mirando de encarrilar este don de su hijo, jugando con él para que no le sobrepase su condición única y especial.
Y entonces vino cuando me explico como entró en todo esto. Tenía 19 años y llegó a Filipinas para seguir cursos de sanación. Por aquel entonces estudiaba informática.
A lo largo de varios viajes, se recorrió estas islas aprendiendo de todo tipo de médiums, sanadores y curanderos.
Así hasta los 27 años, en que materializó su primera piedra con las manos. Después de aquel día empezó a operar como Alex, entrando en los cuerpos de los pacientes a mano desnuda y extrayendo la negatividad de los cuerpos.
Hoy tiene 32 años y se le considera su discípulo más aventajado y su sucesor.
…….y me contó lo que vio en uno de sus últimos encuentros con sanadores de lugares recónditos. Lo explica con un brillo especial en sus ojos y con cara de circunspecto…..como si el tampoco diese crédito a lo que explica. Pero luego dice que fue real. Lo vivió en directo en primera línea. La verdad es que esta historia me cuesta creérmela.
He de decir que hasta aquí, las cosas que he ido explicando son fuertes pero hasta cierto punto comprensibles. Además las tengo documentadas en vídeo y se pueden contrastar. Pero esta historia es increíble y como médico me deja totalmente fuera de lugar, de toda lógica y razonamiento.
……
Estaba en una sesión de sanación y tocaba curar un ovario. El sanador metió sus manos en el vientre de la paciente y sacó un trozo de tejido rosado. Tenía como bultos en su corteza exterior. Si no era el ovario, se le parecía mucho. Lo tenía encima de su mano derecha, fuera del cuerpo. Acto seguido con el dedo, lo abre como su fuese una nuez al primer toque y con la uña rasca por dentro como si se tratase de limpiar su cáscara por dentro. Saca unos pequeños corpúsculos de color lila, lo limpia y lo vuelve a cerrar con el dedo.
La mano se dirige de nuevo hacia el vientre y lo deja caer dentro del abdomen. El oye como un pequeño crujido y parece ser (me comenta que por su ángulo de visión no lo puede ver) que de alguna manera el ovario se vuelva a “conectar” en su lugar.
Paciente joven curada de un tumor de ovario, que le provocaba una amenorrea primaria, que poco tiempo después, pudo comprobar que se curó.
Simplemente increíble! Como lo hizo? Ni idea! Pero aún así, puedo entender que de alguna manera consigue separar un órgano como un ovario de su lugar de fijación, sin destruir su unión a las trompas y reponerlo en su sitio. Médicamente se podría hacer.
Fin de la primera historia.
Lo que voy a explicar ahora, no se puede hacer ni médicamente. Pertenece al género de la ciencia ficción, pero el lo vio y así lo describe:
Mujer con una ceguera en un ojo por lesiones en la retina de origen vascular. El sanador pone la mano encima del ojo, haciendo un poco de hueco con la palma. Hace un movimiento de flexo-extensión de la muñeca, como haciendo el vacío y acto seguido después de la aparición de un ruido pequeño de sonido agudo y corto, el ojo aparece en la mano del curandero. Mi amigo que narra esta historia se queda casi en coma y después de ver el ojo en la mano, mira a la paciente a la cara y donde estaba el ojo, solo se ve un hueco negro y oscuro: no hay nada.
El sanador se aleja un par de metros de la paciente que permanece reclinada en la cama y se sienta en una silla delante de una mesita pequeña. Coge el ojo con una mano izquierda y con la derecha introduce su dedo índice dentro, como hurgando en su interior. Realiza un movimiento curvo con el dedo a modo de limpieza de una superficie, saca el dedo y se ven impregnados en su yema unos puntos rojos con el centro negro. Se limpia el dedo con una toalla y vuelve hacerlo hasta tres veces. Cuando acaba recoge el ojo con la mano y lo sitúa cerca de la órbita, pero no dentro. Como si se tratase de un imán que lo atrae, lo deja suelto y el ojo se cae hacia dentro, observándose un chasquido eléctrico (una luz como al abrir un encendedor), acompañado de un sonido vivo y chisporreante que dura 1 o 2 segundos. El ojo ya está en su lugar. La mujer recupera gran parte de su visión.
Parece más de una película estilo “terminator” que de un hecho real.
Explicaciones?
El sanador le ha curado el ojo sin sacarlo, pero a los demás les parece que así ha sido?...Ha sido una ilusión o una alucinación colectiva?...
Los médicos sabemos que si el nervio y las arterias ópticas se rompen, ya no hay remedio.
Pero un detalle de la narración me ha llamado la atención: tanto al sacarlo como al volverlo a implantar, explica la visión de una chispa con sonido eléctrico. Como cuando empalmas dos cables eléctricos de bajo voltaje. Puede suceder así, como cuando se efectúan injertos o empalmes nerviosos? Sería una pista a seguir…
Por lo demás, inaudito e incompresible, sin mas.
Pero yo me pregunto, si esto le pasa a tu hermana y lo vives en directo, como se lo explicas a la familia y amigos? Que le dices a tu médico cuando vuelves para una revisión?...
Como digieres algo así?
Como se quedan tus creencias después de esto?
Pues esto es lo que le paso a él.
……………
Yo he visto a Jean J. mi amigo geólogo sanador, curar una columna dorso-lumbar y la técnica se podría acercar bastante a lo mencionado. (Lejos de lo expuesto, pero más cercano, aunque solo sea para entenderlo)
El paciente esta elongado encima de la camilla cara abajo. El sanador delante de él situando sus manos por encima a unos 50 centímetros.
Y como si de la película Matrix se tratase, empieza a mover las manos en sentido longitudinal, cada mano hacia un extremo distinto (en oposición) como si quisiera estirar un trozo de plastilina. Habla con el paciente y empieza a notar como si le estuviesen estirando sus vértebras por dentro. El sanador trabaja virtualmente por encima de la columna real, como si la estuviese viendo holográficamente en el aire.
Y así, repetidas veces (unas 10/12 en total). Acaba la sesión y el paciente dice que siente como si le hubiesen estirado la columna por dentro y ya no le duele el pinzamiento discal que tenía.
La operación del ojo, podría haber estado realizada de esta forma y sería más comprensible. Pero eso es mí ilusión para entenderlo y no lo que ha dicho su narrador.
El tercer caso hay que contemplarlo tanto en el ámbito médico como en el de sanación.
Paciente en sesión de sanación por un tumor cerebral del tamaño de una mandarina, en lóbulo lateral derecho.
El sanador lo cura. Poco tiempo después el paciente mejora y su médico le vuelve a pedir una RNM cerebral, para ver que ocurre.
No solo el tumor ya no sale en la placa, sino que se aprecia como una cicatriz en el tejido cerebral. El médico que lo visita no se cree que no ha sido operado. Se ve la cicatriz!
Tenía un glioma que es de los tumores mas feos que existen.
Huelgan las palabras. Mas de lo mismo y debo poner cara de tonto cuando finaliza su cuento médico.
Hemos de tener la suficiente paciencia y convicción para contemplar todo tipo de alternativas para racionalizarlo.
O quizás no y no hemos de cuestionarlo.
Pero mi legado espero que sea encontrar una explicación aceptable a todo este tipo de cosas inenarrables. Y si no lo encuentro, pues nada…lo pondremos en el saco de lo incompresible, que por cierto ya empieza a estar bastante lleno. Dixit.

2 comentarios:

  1. “Cuando me amé a mi mismo de verdad…dejé de desear que mi vida fuese distinta y comencé a ver que todo lo que sucede contribuye a mi crecimiento…
    y entendi que mi mente puede perturbarme y decepcionarme. Pero, cuando la coloco al servicio del corazón,se torna una enorme y valiosa aliada…”

    ResponderEliminar
  2. Puede que nuestros sentidos no nos permitan percibir "cosas", pero no por eso dejan de existir. Quizás sea hora de evolucionar y de "crear" nuevos sentidos.

    Gracias por tu luz. ;-)

    ResponderEliminar