lunes, 22 de noviembre de 2010

57) EFECTO RESONANCIA: SU RELACION CON LA ENFERMEDAD Y LA SANACION.

57) EFECTO RESONANCIA: SU RELACION CON LA ENFERMEDAD Y LA SANACIÓN.

Llamamos resonancia a la similitud entre una señal de origen (De cualquier tipo) y su recepción. Un poco mas adelante, veremos que es de enorme importancia para el equilibrio perfecto de los seres vivos y la naturaleza.
Entra de lleno en el mundo ecológico.
Para entender como se relaciona con el ser humano, habrá que explicar antes como funcionan algunas cosas de nuestro planeta, que pueden afectarlo.
Si caminamos por el campo y podemos medir una bajada considerable del campo electromagnético, podemos suponer que existe un curso de agua sub-terraneo. Al mismo tiempo, puede haber un fuerte aumento de rayos gamma.

(Efecto Resonancia )




Hay cantidad de fenómenos terrestres y del cosmos, que afectan a nuestra estabilidad.
En el 1930 el Abad Mermet ya nos habló de las chimeneas cosmotelúricas. Son lugares por donde respira la tierra, en sentido horario (Hacia la derecha) proyectando una energía en vórtice en dos fases: Hinchándose y deshinchándose, como si de un fuelle de herrero se tratara. Su punto central es más débil, pero en su contorno gira más rápido y puede llegar a medir 25 metros de diámetro.
Las Chimeneas cosmotelúricas regulan el intercambio energético entre nuestro planeta y la naturaleza exterior.



No es un encuentro banal, ya que la proporción entre el diámetro más ancho del vórtice y el más pequeño, nos da el número de oro.
Lo mismo ocurre respecto al tiempo empleado para subir o bajar por el remolino, dándonos un número áurico.
En nosotros, se puede manifestar como una débil energía positiva, que se puede notar con las manos (Frialdad) o con picoteos en los dedos.
Lo mismo ocurre, bajo una pirámide.
Son como reguladores de la naturaleza (Potenciómetros de la tierra). Por estos sitios, es por donde “Respira”.

El corazón y el cerebro humano tienen un campo electromagnético, dentro de otro campo magnético, 1 millón de veces menor que el de la tierra. Pero existe una proporción entre ellos. Cuando esta se altera, aparecen o facilita el inicio de enfermedades.



Las agresiones al ser humano son continuas y los canceres han doblado su frecuencia en 20 años (…o son los avances científicos, que ahora los diagnostican y antes no?)
Una línea de alta tensión (15000 volts) es detectable a 15 metros. La de 400000 a 400 metros.
Se ha comprobado que cerca de estas líneas, hay más casos de Leucemia. Se aprecia una disminución de la glándula pineal y de las defensas inmunitarias.
Las células tienen un polo positivo y otro negativo y estas frecuencias alternantes vuelven locas a las células y se pueden volver cancerígenas.
Lo mínimo que va a ocasionar es cefalea, insomnio, irritabilidad y depresión.
En pequeña escala, son los hallazgos de relojes de pulsera con pilas, que cada segundo o segundo y medio, lanza como un estímulo eléctrico que la persona que lo lleva no lo nota, pero que su cuerpo sí lo percibe y distorsiona su tranquilidad.
Esta claro que entre unos y otros, estamos rodeados de “Agresores” hacia el cuerpo humano.



EFECTOS DE LAS ONDAS

Las vibraciones y las resonancias, están representadas por un sinusoide donde las variables son la duración y el tiempo .Esta alternancia representa toda la vida del planeta, la tierra, el ser humano y el cosmos (Desde el máximo, pasando por el cero y el mínimo)



Cada vibración obtenida, sea por el efecto energético (Calor) o por la transmisión de información, se dirige a nuestro inconsciente/ consciente intelectual y consciente celular.
Las vibraciones de longitud de onda mas cortas, tienen un efecto energético elevado.
Las de onda mas larga un efecto de “información “, con un efecto energético mas débil.

Para el efecto de información, existen 2 nociones: Emisión y Recepción.
Estas caminan de forma continuada entre dos partes (Dos células, Tierra y hombre, Cosmos y hombre, etc…).
La recepción viene facilitada por nuestras hélices de ADN que actúan como antenas parabólicas, captando los campos electromagnéticos. Si llega este estímulo al ADN y este no sabe procesarlo, puede originar cambios en sus cadenas enzimáticas, distorsionando la memoria de su código genético. Cuando esta célula se reproduzca, al haber cambiado su información, se reproducirá de forma patológica. Es el origen de la enfermedad.



Si hay similitud entre emisor y receptor, se establece la Resonancia, que es el único lenguaje que nuestro cuerpo entiende respecto a todo lo que le rodea.
Nuestras células “hablan” con su entorno mediante una “vibración de forma”, llegándole información que luego debe procesar. Si hay resonancia, hablan el mismo lenguaje y se entienden (Ser vivo y entorno). Pero si no hay resonancia, es como si dos personas estén hablando lenguajes distintos: no se entienden. La simpleza del funcionamiento de las células hace que estas sigan intentando reconocer ese lenguaje y no lo consiguen. La continuidad de este intento frustrado, puede originar primero un desequilibrio micro celular y/o hormonal, para luego potenciar la aparición de la enfermedad.
El poder de penetración de la irradiación electromagnética y/o vibracional, es enorme en nosotros. Solo puede ser desviado o reflejado por un espejo.



Los alfabetos antiguos tienen con su fonética, efectos generadores de energía. La cruz de Ankh (Egipcia) tiene un efecto energético aguantado verticalmente en los hombres (mano derecha) y mujeres (Izquierda). Si se invierte la polaridad, tiene efectos nefastos en quien la sostenga.
Por poner un ejemplo, la cruz cristiana si tiene los brazos superiores y lateral de la misma medida, tiene un verdadero efecto energético. Sino no cumple estas medidas: no tiene ningún efecto.
Otro ejemplo mundano, sería la referencia evidente de que el valor comercial de una obra es directamente proporcional a la emisión de rayos positivos. Normalmente no se valora esta dato, pero va dirigido a un posible propietario de la misma (Un cuadro, escultura, etc…). En el caso de que emita energías negativas, altera a las personas de su entorno. Ocurre con la obtención de máscaras, piedras, esculturas, etc… que podemos comprar en nuestros viajes y que pueden llevar energías negativas desde su lugar de origen.



El paso de una onda vibratoria en un fluido se acompaña de una supresión y una depresión, cuando pasa por un punto de equilibrio.
Estos cambios de presión, cuando son importantes, tienen un efecto de masaje en los tejidos, con formación del hecho de una estructura piezo-eléctrica, de cargas negativas intra-tisulares (Dentro del mismo).
Estas pueden ser negativas o positivas, en función de la cantidad alterada y de la duración.



En fin, como para las ondas electromagnéticas, el efecto de información de las vibratorias acústicas, depende de la longitud de onda.
Explico estos principios, porque no hay que olvidar que nuestro cuerpo esta compuesto en su mayor parte de agua y otros líquidos. Si entendemos que a cualquier fluido les afecte, porque no a nosotros?

MEMORIA DE LOS MUROS

En la india no se puede construir una casa en un campo de batalla. Esta prohibido. Porqué…?
Dicen que la memoria de los muros se acompaña a veces de la reverberación del espíritu de un muerto, que por el momento, se niega a pasar a otra dimensión más sutil. Esto se acrecienta con muertes violentas (Suicidio, agresión, violación).
Una entidad se queda alguna vez en el lugar que murió y si los que vienen luego son afines a su espíritu, no son molestados. En caso contrario, pasaran todo tipo de cosas extrañas: incendios espontáneos, materializaciones, caída de objetos, etc…
Allí dicen que estas entidades no pueden quedarse en un lugar de baja energía. Por este motivo, si se reequilibra la energía del local y se reza por el difunto, suelen partir.



(Es la sanación que hace J.J. con las casas, mediante cerámicas energéticas).
Los puntos Geopatógenos, son el lugar donde existen perturbaciones de la red de Hartmann (Están en el suelo) y son activados por otras formas de ruptura de campos y donde se cruzan estos puntos de baja energía. Podrán provocar la aparición de enfermedades, que se situarán en el órgano más cercano y débil, del punto estratégico/ anatómico.
Si una planta o un árbol se sitúan en el punto cero, no crecerá. Puede corresponder también al cruce de un cauce sub-terraneo.
No todos los hombres son igual de sensibles a estos puntos. Pero la naturaleza sí lo es y se altera con mayor facilidad. La continua degradación del medio ambiente acaba realizando una disfunción de los seres vivos.
La contaminación es el veneno de todo lo que tiene vida en nuestro planeta.



Los seres vivos han aprendido a protegerse de tanta agresión, cambiando su forma de vida o sus costumbres. El ser humano es el que menos lo practica y el que más lo padece.
También el hombre consciente o inconscientemente puede hacer un bucle protector, mental o espiritual, para neutralizar el efecto patógeno.
Los estudios con ratas y abejas son determinantes.
Una manera de mitigarlo es encontrar puntos de resistividad mínima, que sea maleable y cambiándolos puedan ayudarnos.
Son puntos de resistividad cero. Lo mismo ocurre con los puntos de acupuntura; resistividad cero en la piel.
Por este motivo si ponemos unas “agujas“en la tierra de estos puntos, podemos transformar su entorno energético.



(Ver lo ocurrido a J.J. en la localización de los centros energéticos del terreno de Filipinas en el capítulo 55 del blog).
La radiosestesia puede calcular la medida energética en Bovis, llamada tasa vibratoria. (1 a 13000 en Angstrom: A)
El equilibrio se sitúa en 6500 A. que representa el valor de la tasa vibratoria normal, equivalente al equilibrio de los rayos cósmicos y los telúricos necesarios para la vida humana.



Pero ambos han cambiado enormemente estos últimos años, aumentando su diferencia y cada vez se aleja más.
Esta sería la explicación del porqué del efecto de resonancia. Es vital para los seres vivos y para su entorno natural. Pero de la misma manera que afecta a los seres vivos afecta a la naturaleza, alterando también sus variables. Cualquier disfunción que afecte a plantas, animales u organismos microscópicos, cambia nuestra vida (Normalmente a peor). Por este motivo, en los últimos años, los ecologistas nos han hecho ver la importancia, de que hasta el ser más pequeño de la creación no debe desaparecer. Si esto ocurre, se altera la cadena de la vida y al final puede afectarnos a todos.

FLUJOS SAGRADOS Y RESONANCIA

Cercano a las antiguas iglesias, se detectan los flujos sagrados.(Cruce de aguas sub-terráneas que daría un flujo bajo, pero con una energía vibratoria muy alta)



Los menires tienen la cara positiva que mira al sur y la negativa al norte.
Un menhir es una aguja de acupuntura a gran escala. Hay una gran chimenea alrededor de él.
Las pirámides de Egipto son emisores radioestésicos. (6500000 Bv.)
Estamos en el camino de redescubrir las ciencias antiguas del equilibrio y la armonía del hombre con el universo.
Es curioso el descubrimiento de que, en los lugares sagrados antiguos como catedrales, menhires, etc…existen cruces de flujos sagrados, de manera que su energía haga vibrar al ser humano y lo eleve en su espiritualidad. (El alimento del alma)




Llega la era de Acuario y aumentara progresivamente la energía cósmica, aumentando la diferencia energética con la telúrica de la tierra.
Todo en la naturaleza se mueve por vibraciones y resonancias, empezando por la agitación molecular.
Nuestro cuerpo no se escapa a esta regla: el ritmo se ralentiza o aumenta su actividad. Hemos visto esto en los diferentes chacras, donde sabemos que tienen una hora concreta de mejor funcionamiento o actividad o del día de la semana. Estamos sometidos a influjos planetarios, como el de nuestra luna.
La calidad de nuestras vibraciones viene dado por los cambios celulares.



Debemos conocer lo mejor para realizar la alquimia de las vibraciones del alma.
Dependemos de nuestro entorno y del cosmos para nuestro equilibrio.
En la catedral de Strasbourg existe en su planta una estrella de 5 puntas “virtual energética”, que la hicieron nuestros predecesores, imprimiéndola en su arquitectura.
Esto demuestra que nuestros ancestros sabían más que nosotros, de algunas cosas. La aparición de la red tecnológica, enmudeció en el olvido el saber perdido de lo que supuestamente no servía para nosotros. Este mayúsculo desconocimiento por nuestra civilización ha hecho una involución de la espiritualidad, hasta que estos últimos años, vuelve a renacer poco a poco.



Existen 5 de esos sitios con estrella en el mundo: son como puertas cósmicas directas.
Hay 21 de otro tipo, que tienen una estrella “mágica” con una vibración única con una nota de música y color concreto.
Esta claro que no esta hecho porque sí y que tiene un motivo, aunque a nosotros se nos escape.
Si las vibraciones de platino, selenio y paladio de la cripta de la Catedral, dibujan el vértice de la pirámide de Keops, el estudio de otras catedrales muestra la relación con otras pirámides, siempre de Egipto.
Parece claro que para reafirmar su objetivo cósmico, la pirámide necesita lugares lejanos de anclajes, para mantener su energía. (Este sería uno de ellos: El de algunas Catedrales). Es sabido que toda Catedral o Iglesia antigua, tiene un lugar físico en su planta, que tiene efectos sanadores. Debes situarte en ese justo lugar, que suele coincidir con la confluencia de la sala central y la lateral, debajo del ábside.



Si además, la persona que esté allí, oye cantos gregorianos, la mejoría es más elevada. Esto puede ocurrir por la confluencia de factores vibracionales intensos, ayudando la música a que la penetración de los mismos en el cuerpo y mente humanos sea más fácil y directa. Las ondas musicales monótonas con una misma longitud de onda son ideales para obtener una perfecta resonancia con el cuerpo.

RESONANCIA DE SCHUMANN

Entra la tierra y la ionosfera hay una distancia de 100Km. En el espacio intermedio de ambas hay unos picos en la banda de frecuencias bajas que mide el especto radioeléctrico de la tierra. Hasta 1980 su medida era de 7.83 Hertz ( Hz. ). Desde entonces esta cifra, no ha parado de subir estando en la actualidad cerca de los 12 Hz.




Lo llaman el latido del corazón de la tierra.
Este espacio actúa como cavidad resonante para las ondas electromagnéticas de baja frecuencia.
Los fenómenos electro-magnéticos que producen nuestras líneas eléctricas, puede alterar esta constante.
A lo largo de los siglos, los seres vivos nos hemos acostumbrado a resonar a 7.83 Hz., viviendo en perfecto equilibrio magnético con nuestro planeta. Al subir esta cifra, altera las constantes horarias que se obtienen respecto a la rotación del planeta. En resumen, vivimos más rápidamente. No lo notamos porque sincronizamos nuestros relojes con nuestra vida, pero cada vez nos alejamos más del punto de equilibrio, cambiando la resonancia.




Los fenómenos de transferencia de energía se manifiestan en forma de espirales. El movimiento espiral también es una constante dentro del desarrollo de todos los orga¬nismos y sistemas vivos, sea un flujo natural de agua, sangre o la savia de las plantas. La sangre que se bombea en el cora¬zón, forma la figura de un ocho. En el cuerpo, fluyen por corrientes espirales dentro de los canales pulsantes de los fluidos: arterias, venas, sistema linfático, líquido cefalorraquídeo, etc. A nivel microscópico afectaría al ADN y a sus componentes. (No olvidemos que también son espirales).



Estos espirales cuando se sitúan en espacios aéreos se llaman vórtices. Entre unos y otros pueden afectar enormemente a la correcta función del organismo. (En un próximo capítulo explicaré la función de los vórtices energéticos en la sanación).
Dicho esto es fácil de entender, que si los campos electromagnéticos cambian sus frecuencias, alteran el mecanismo de los seres vivos y su resonancia.



Aquí incidiría directamente con el cierre y apertura de los chacras.
Los campos electromagnéticos, las radiaciones electromagnéticas del cosmos y los que genera la tierra, hacen que nuestro planeta sea una red de ondas tremendamente peligrosas, que merman la salud. La diferencia entre ellas, es la frecuencia de la señal (Oscilaciones x segundo en una onda)
Estas pueden romper o alterar el ADN. Alteran las fases del sueño, disminuyendo la secreción de melatonina, que es la que evita los radicales libres. (Mayor envejecimiento cuando merma)
Si la resonancia no esta equilibrada, sobrevienen cuadros de cansancio, fatiga crónica, jaqueca, depresión perdida de memoria, abortos , disfunciones del sistema inmunológico , enfermedades neuro-degenerativas, alteraciones de la piel y del ritmo cardíaco.
Al mismo tiempo la calidad biológica del terreno, disminuye.



Las radiaciones crean gran cantidad de iones positivos, descompensando el equilibrio del aire respirado, afectando a los sistemas nervioso y endocrino.
Pueden potenciar la aparición de cuadros clínicos de :
Reuma, asma, bronquitis crónica, enfermedades gástricas, úlceras de estómago, infecciones renales, flebitis, hipertensión, arritmia, infarto de miocardio, leucemia, cáncer, desórdenes de la coordinación, fatiga, alteraciones cardíacas, garganta seca, faringitis, alergias, irritabilidad, síndrome de fatiga crónica, falta de concentración, hiperactividad infantil y sentirse cansados al levantarse.



De donde sale esta lista tan larga?....de radiestesistas que han sanado casas patológicas y sus moradores les explicaban las patologías que tenían.
Lo desgraciado del tema es que pueden medir la calidad energética de los pacientes, con sus utensilios y podrían haber llegado a conclusiones de enfermedades, antes de que se desarrollasen. Pero para el mundo médico son poco serios y no hay forma de que los escuchen, sin descartar los innumerables intereses creados de multitud de empresas que se ocupan de silenciar todo lo que pueda disminuir su negocio.
La ausencia de resonancia o la disminución de la misma, debilita nuestras defensas.
Los iones son moléculas de aire cargadas eléctricamente (Positivas o negativas)
Nuestras células actúan como un chip resonante que se altera por las ondas electromagnéticas, aumentando los radicales libres que dañen la membrana celular por un aumento de los iones positivos.



Si nuestra resonancia con el medio es buena, los acosos virales/ bacterianos no ocurren dado que nuestro sistema inmunitario no se lo permite. En caso contario, estarán mas agresivas y podar penetrar en nuestro territorio corporal.
Si les sumamos factores genéticos, tóxicos o ambientales, la batalla puede estar perdida antes de empezar.
Un desequilibrio iónico del aire con mas cargas positivas, es perjudicial para los seres vivos. La contaminación acelera este proceso.
Necesitamos iones negativos: el mar, la montaña y la naturaleza solitaria lo mas virgen posible. De forma más cercana, las plantas, fuentes y cursos de agua y lámparas de sal producen iones negativos, que son beneficiosos para nosotros.



Hay que alimentar un campo nuevo de experiencia armonizada con nuestra resonancia biológica.
La resonancia con nuestro entorno, naturaleza, lugares o personas, necesita de un código descifrable para que realice una conexión positiva. Si esta “Fórmula” cambia de variables, el resultado se altera. Este cambio incide directamente sobre nosotros y nuestra salud. Con el tiempo podría ser el fin de un tipo de vida, tal como la conocemos.
Debemos volver a nuestras raíces alquímicas y considerar cosas que nos parecen etéreas. Algunas difícilmente demostrables e inclusive estúpidas o no creíbles para algunos. Sobretodo para los médicos que tienen la exclusiva legal de la curación. Lo demás parece que no cuente y es tan importante como nuestra sanidad clásica.



Solo intento establecer un puente de unión entre diferentes conceptos de distintas disciplinas: medicina, sanación, radiosestesia, arquitectura, física, química y conocimientos antiguos casi olvidados. Tarea difícil y quizás prepotente, porque es muy difícil saber un poco de todo. Pero solo me limito a unir eslabones de cada cosa, para conseguir llegar a una larga cadena que explique más de lo que sabemos. Encontrar respuestas novedosas a problemas antiguos, aunque sea en conceptos que la medicina convencional no contempla.
En el pasado ya quemaron en la hoguera a un hombre, porque dijo que la sangre circulaba. Para Miguel Servet, se movía. Sacrilegio!...que lo lleven al fuego!

Como final, unos consejos de Georges Prat, estudioso del efecto de la Resonancia.

“Llevaros por una noción intelectual limitada por los reinos celestiales.
Descubrir niveles superiores de existencia en el seno del universo Inter-dimensional, sus múltiples energías y formas de vida diferentes, que mantienen las simetrías del equilibrio vivo.
Introduciros en un campo de interacción con inteligencia infinita.
Pensad como participar en la orquestación mas compleja de la familia divina y de los maestros de luz divina “.

No hay comentarios:

Publicar un comentario