domingo, 20 de junio de 2010

37) INCORPORACIÓN DE NUEVAS ESPECIALIDADES EN CLÍNICA

37) INCORPORACIÓN DE NUEVAS ESPECIALIDADES EN CLÍNICA: BIOELECTROGRAFÍA, GEOBIOLOGÍA, PSICOLOGÍA DIFERENCIAL Y MEDICINA NATURAL.

Hoy día, los pacientes tienen una idea bastante clara de lo que abarca la medicina y sus diferentes especialidades. Saben escoger con exactitud, que tipo de médico necesitan, que ciencias pertenecen al mundo médico y cuales están adscritas a las para-médicas o medicinas alternativas.
La medicina Natural ha ido ganado puntos en los pacientes, estando cada vez mas solicitada. En ella, está incluida gran variedad de técnicas o especialidades, con el problema de que existe un enorme vacío legal sobre las titulaciones que deben de tener, el personal que las desempeña.
Para la gran mayoría de los médicos, solo algunas están aceptadas, estando muchas de las demás, proscritas o etiquetadas de poco serias.
Después de haberme paseado con convicción por el mundo de las medicinas alternativas, mi resumen rápido sobre ellas es el siguiente:
Hay un gran desconocimiento por parte del mundo médico (no solo de médicos, sino de personal de enfermería y sobretodo de dirección médica), del significado, de la amplitud y de la aplicación de cada una de las especialidades.
Lo peor ha sido el intrusismo en la medicina natural o alternativa, de personas sin escrúpulos, con escasos conocimientos y realizando mala praxis, que ha desprestigiado a estas especialidades.
El tiempo se ha ocupado de recolocar las cosas en su lugar y en la actualidad han ganado terreno algunas de las técnicas de medicina Natural.



No hablo de especialidades como la Acupuntura y la Homeopatía, que ya están totalmente incorporadas a la medicina, sino de otras mas difíciles de entender y creer, como los tratamientos energéticos, aromaterapia, ayurveda, fitoterapia, Reiki, reflexología, shiatsu, talasoterapia, osteopatía, Reflexoterapia, Magnetoterapia, etc
La incorporación de médicos a estas medicinas alternativas, les ha dado un sentido y profesionalidad distinta, habiendo entrado con mayor facilidad en la sanidad más clásica.
El crecimiento de las medicinas alternativas ha sido exponencial, posiblemente también ayudado por la necesidad de los pacientes de ser tratados de una forma distinta. Tanto de los que aquejan patologías serias como de los que presentan cuados clínicos mas banales, pero que necesitan una relación médico-paciente mas humana y sobretodo sentirse escuchados. Quieren huir de la masificación y de sentirse una pieza más del puzzle de los tratamientos. En aquel momento concreto, quieren ser únicos a los ojos de su médico.
Creo que ha llegado el momento, de establecer una unión entre la medicina convencional y la medicina natural o alternativa. Un puente entre ambas, que no menosprecie al otro, caminando juntas en perfecta simbiosis. Depende de la patología que tengamos delante, seguramente deberemos empezar por el enfoque médico clásico y luego continuar “además” con la medicina natural. Pero no debe ser concluyente, excluyente ni extrapolable a todos los casos. Posiblemente en muchas ocasiones menos serias, debamos empezar por la medicina natural. El éxito de los resultados dependerá de que sea utilizada con criterios bien ajustados y sobretodo practicada por titulados (sea cual fuere su especialidad) de indudable reputación y trayectoria profesional.




Recuerdo que un día, Alex , el sanador energético Filipino, durante una comida me dijo que con el tiempo esperaba que yo fuese ese puente de unión entre ambas medicinas.
Y lo explicó metafóricamente con un tenedor ( puente ) entre dos platos, diciéndome:
“ Camina seguro por tu puente y llegarás al otro lado “
















En el mundo médico privado, la lista de espera en consulta es directamente proporcional a sus éxitos profesionales. Si su técnica funciona, los pacientes acudirán para oír su consejo. En este caso el boca a boca funciona de maravilla.
En mi caso concreto, he dedicado toda mi vida médica al diagnóstico neurológico. Siempre he intentado tratar a mis pacientes como personas necesitadas de apoyo y no como un número de un historial médico. Además de curar enfermedades debemos aliviar a los pacientes que las sufren. Y esto significa:

Escucharles, inclusive cuando se van por las ramas y el tema carece de interés médico para el caso.
El paciente debe desahogarse sacando todo el mal de su interior. Es muy importante que explique su enfermedad como la siente, sin dejar nada en su interior.
Sentirse queridos por el médico. Un paciente que se siente querido por su médico, sana más rápido.
Sentirse únicos a la vista de su médico, no uno más de su lista de espera. Tener la sensación de que cuando entra en su consulta, solo existe él.
El médico es su sanador, su confesor, su amigo, su persona de confianza, poniendo su vida en sus manos y debe ser merecedor de tal honor.
Debe explicar su enfermedad de tal forma, que el paciente pueda entenderla. Cuanto mas comprenda el tamaño y la calidad de su caso, mejor y mas rápida será su curación.
Hay que acoplarse al paciente, dándole información hasta donde el quiere oír. Hay pacientes que no quieren saber demasiadas cosas feas. Tendremos que descubrir quien tenemos delante y avisar a los familiares, si la patología es difícil y puede traer consecuencias nefastas.
Hay que ser lo suficientemente abiertos de mente, para aconsejar al paciente del uso de terapias alternativas, para casos que sean merecedores de las mismas.
Nadie está en posesión de la verdad diagnóstica absoluta: si el caso no esta claro, o le puede ir la vida en ello, hay que aconsejar al paciente una segunda opinión de otro profesional e inclusive cotejarla con él.
Humanidad, simpatía y cercanía son imprescindibles para que el paciente diga al salir de la consulta: ya me encuentro mejor y todavía no he empezado el tratamiento.

Cumplir este decálogo al máximo, favorece la curación del paciente. El juramento Hipocrático lo hacemos cuando somos médicos. Este lo aprendemos a lo largo de nuestra vida profesional y es tan importante como el otro. Posiblemente cada médico tenga el suyo propio, acoplado a su especialidad.

Este es el mío y reconozco que a veces es difícil cumplir todos sus artículos, en todo momento.

Tenemos la oportunidad de ampliar conocimientos e incorporar tecnologías que hasta ahora, solo se contemplan en círculos mas reducidos, pero no por ello, menos usados por los pacientes. Me refiero de la incorporación de la medicina Natural a las Clínicas y Hospitales, para dar mayor cobertura a los pacientes y mayor humanidad al curso de muchas enfermedades que padecen.
En nuestro caso concreto, podemos ayudarnos de:

1) La BIOELECTROGRAFÍA ( B.E.G.) : Técnica de diagnostico fotográfico de la energía del paciente, detectada en los dedos de las manos y que nos ayuda a situar topográficamente la enfermedad y su intensidad.
Su importancia radica en la posibilidad de avanzarse en la BEG, al inicio de muchas enfermedades.
En los capítulos anteriores, ya ha sido contemplada con máxima amplitud de detalles.



2) GEOBIOLOGÍA: Especialidad que mide las poluciones electromagnéticas de las casas, locales o lugares de trabajo y de sus habitantes. Luego existe la posibilidad de poner tratamiento a las casas, mediante cerámicas especiales.
También pueden ser diagnosticados y tratados los pacientes, que estén relacionados con este tipo de patologías.
Como los que desarrollan esta especialidad, suelen ser además Radioestésicos, cabe la posibilidad de que puedan diagnosticar otro tipo de patologías en las que intervienen los cambios electromagnéticos y energéticos del paciente.
Ha sido explicada en varios capítulos, con todo lujo de explicaciones.

3) PSICOLOGÍA DIFERENCIAL: Cualquier tipo de sanación alternativa, puede ser ayudada por una Psicología diferencial aplicada de forma distinta a este tipo de pacientes.
Cada persona es un mundo y cada persona tiene necesidades diferentes que cubrir en todo su ser global: cuerpo, mente y emociones (espíritu).
La psicología diferencial es la disciplina que se ocupa de esas diferencias individuales. Su objetivo es la descripción, predicción y explicación de la variabilidad interindividual (individuos entre si), intergrupal e intraindividual en áreas psicológicas relevantes, con respecto a su origen, manifestación y funcionamiento. Una vez detectadas estas variables del paciente se enfocará su tratamiento psicológico en virtud de lo que necesite.
En estos momentos tan importantes donde todo nuestro entorno está cambiando, es necesario que intentemos dar un giro a nuestros valores, a nuestra forma de ver las cosas, a nuestras prioridades. Es necesario hacer un viaje a nuestro interior para conocernos y darnos cuenta que si nos encontramos mejor, que si sostenemos de otra manera nuestra enfermedad, si la entendemos desde otro lugar, podremos llevar de otra forma ese desorden que hay en nuestro ser y que proyectamos al exterior.
Nuestro programa está dirigido a todas aquellos pacientes que deseen buscar otra manera, más esencial, más auténtica y necesaria de tratar sus enfermedades físicas y/o psicológicas para seguir creciendo y curarse desde dentro, desde el entendimiento y limpieza para reorganizar al organismo de otra manera.

Las terapias van dirigidas a integrar de una forma consciente nuestro ser global: cuerpo, mente y emociones, para poder abordar la enfermedad desde otra óptica.
Si trabajamos el origen emocional que ha originado nuestro dolor (físico o psicológico) y aprendemos a transitar las emociones podremos gestionar y curar la enfermedad, sin dejar que esas emociones mal gestionadas se enquisten y aparezcan nuevas enfermedades o empeoren las actuales.
Otro de nuestros objetivos es ayudar en el proceso de la enfermedad mientras la curación no llega, enseñar al enfermo a convivir con ella de una forma más cualitativa. Para eso utilizaremos técnicas de hipnosis para llevar a cabo objetivos concretos, visualizaciones en estado alfa, relajación para que el paciente pueda relajarse en casa y llegar a reducir los estados ansiosos que habitualmente tiene o cualquier objetivo que se desee, (insomnio, dolor de cualquier tipo, etc.). Si en algún caso hace falta, utilizaremos la hipnosis regresiva (expansión de conciencia) para encontrar la grabación patógena que ha causado el problema, limpiarla y reprogramar la mente para eliminar dicha grabación patógena que ha creado la enfermedad.
Asimismo no solo atenderemos al paciente sino que nuestro departamento estará abierto a la terapia familiar y terapia de pareja, pilares importantes para que el paciente se sienta en todo momento acompañado y atendido. La familia y la pareja en este sentido, la mayoría de las veces son los grandes olvidados cuando nos azota una enfermedad. Nuestro objetivo será darles los instrumentos necesarios para gestionar mejor el día a día.
Para no olvidarnos de esos familiares también los asistiremos en caso de que hallan pérdidas, ayudándoles a elaborar el duelo. Lo haremos individualmente o en grupos.
En resumen nuestros servicios dirigidos a los pacientes serían:
-Psicología diferencial
-Terapia individual
-Terapia familiar y de pareja
-Terapia de regresión
-Hipnosis
-Terapia Gestalt
-Terapia de Flores de Bach. Las flores de Bach están destinadas a aliviar desequilibrios psico-emocionales y de carácter (tales como miedo, impaciencia, angustia, incertidumbre, ira, confusión, tolerancia, timidez, entre otros) para influir o prevenir padecimientos físicos y/o psíquicos (enfermedades). Básicamente, Bach concibió el uso de sus remedios basándose en la hipótesis de que las enfermedades son consecuencia de trastornos o desequilibrios de la dimensión emocional-mental de la personalidad producto de un conflicto Alma-Personalidad. Este tipo de ideas forman parte de la concepción mística de Bach sobre la salud-enfermedad.
Solo siendo seres globales y atendiendo a todas nuestras necesidades verdaderas podremos avanzar en este camino que hoy en día la vida nos depara.

3) MEDICINA NATURAL O ALTERNATIVA: Son las distintas especialidades que pueden ser incorporadas en este amplio grupo y que pueden coadyuvar al desarrollo de la medicina convencional.

Es nuestro caso concreto, sería partidario de instaurar las siguientes especialidades:


Sanación energética, tanto en visita ambulatoria, como en ayuda en quirófano a los pacientes que lo soliciten.
Reiki
Magnetoterapia

Mas adelante, cuando estén ya instauradas estas especialidades, podemos aceptar más inclusiones como:

Reflexoterapia
Aromaterapia,
Acupuntura y Homeopatía
etc..

De momento, estos 4 grupos serían suficientes, para despegar un Servicio de Medicina Natural, incorporado a la Medicina clásica.
La BEG y la Geobiología, también pueden estar adscritas a Técnicas de diagnóstico de Medicina Natural, como un capítulo integrado en la misma.
Pero lo importante es incorporar especialidades y sensibilidades diferentes a nuestra medicina.
Los pacientes seguro que van a felicitar esta opción.
Para los médicos, será una ayuda inestimable, cuando seamos conscientes de su alcance. De alguna forma, será como volver a la medicina de antaño, tan necesitada hoy día, en nuestro mundo tan tecnológico, impersonal y deshumanizado.
Y para las Clínicas, será una ampliación de Servicios, debidamente controlados, que dará mayor cobertura a los pacientes, ganando prestigio, dándoles un halo de ecología y naturalidad, como terapias alternativas.

Tengo un cuadro en mi consulta, justo detrás de mi mesa, que me acompaña desde que era estudiante. Es una lámina que muestra a un médico de hace100 años, que visita a una niña postrada en su cama, a la luz de una vela.
El padre de la niña, lo mira con desesperanza, como si supiese que la enfermedad es grave, su tratamiento difícil y que el fin esta cerca.
El médico, la mira con la mano en la mandíbula, como buscando con su mirada, ese medicamento mágico que curará su enfermedad, que se le esta resistiendo.

“ Es el símbolo de la impotencia, ante la adversidad ”.

Reconozco que cuando lo miro, me anima a seguir buscando cualquier remedio para que mi medicina sea mejor cada día.

El original esta en la Tate Gallery de Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario