jueves, 13 de mayo de 2010

27) PRUEBA DE FUEGO: EXPLICARLO A LOS DEMÁS…

27) PRUEBA DE FUEGO: EXPLICARLO A LOS DEMÁS…

Todo esto que me ha pasado en Filipinas y el largo recorrido que he tenido hasta llegar aquí, ha estado escondido hasta que empecé el blog. Sin prisa pero sin pausa, he ido investigando a mi manera, que punto de verdad había en todo esto. Necesitaba comprobar datos de forma más cercana y con cierto rigor científico. Acumular pruebas.
Todo empezó porque me dí cuenta de que algunas personas conocidas se habían curado de enfermedades graves, con terapias naturales, de forma espectacular. Desahuciados por los médicos y curados por los sanadores! Poco a poco fui reuniendo casos y mas casos y había un factor común en mi estadística personal: la mayoría habían seguido tratamientos de sanadores chamánicos sudamericanos o asiáticos.(Al menos, en mi ambiente y círculo cercano…)
Al mismo tiempo, conocí a Alex, sanador filipino. Al principio como amigo y luego de forma mas profesional.




Esto me permitió contrastar opiniones y poder adentrarme en su mundo, sin ningún tipo de problema. Al final, decidí ir a filipinas, al centro que Alex tiene allí, para vivir en directo la sanación energética. Esto significaba seguir el curso o seminario “in situ” (lo da dos veces al año) y compartir experiencias con un grupo de personas que vienen de todo el mundo. Algunos para aprender y luego practicar con sus pacientes, otros para ampliar conocimientos propios y otros como pacientes, para seguir los tratamientos de Alex en su centro de sanación. La mayoría de ellos son jóvenes y muchos tienen capacidades, dones o conocimientos que evidentemente yo no tengo. (Hay sensitivos, médiums, sanadores naturales, etc..)
En mi caso, existía una curiosidad personal y profesional, difícil de disociar, jugando con ventaja porque conocía de antemano experiencias vividas por amigos, que ya me habían explicado un montón de cosas.
No te das cuenta, miras hacia atrás y han pasado años desde que empezaste con este nuevo tema. Te acostumbras a oír y vivir cosas extraordinarias. Ya no le das la importancia que le dabas en un principio y te has acostumbrado a ello. Pero tu realidad no tiene nada que ver con la de los demás. Ellos siguen igual y tu eres el que ha cambiado. Y entonces viene aquel momento, en el que crees que todo este conocimiento, tienes que compartirlo.
De alguna forma, hay que salir del armario y explicarlo a los demás. A tu círculo más cercano: familia y amigos íntimos.
La verdadera PRUEBA DE FUEGO.


Dicho y hecho.
Empezaremos por la familia que es más fácil. Si te muerden, todo queda en casa…
Cuando llegué de viaje, expliqué a mis dos hijos las vicisitudes que había pasado. Después de explicarlo y ver los vídeos con todo lujo de detalles, uno asintió diciendo “puede ser, pero…” y el otro “no me creo nada, ni que meta el dedo dentro de la herida”.
Como veis, hay de todo.


La mía es un poco especial y en este caso mas difícil: es una familia de médicos! Los miércoles noche, mi madre nos reúne a los 7 hermanos en una cena suculenta y así tenemos escusa para vernos. La hacemos desde hace más de 40 años, desde que mi hermana mayor trajo a su novio a casa.
Cuando estábamos todos éramos 16 en la mesa como mínimo.( Mi padre está en la jubilación celestial). Como entenderéis con una familia tan grande hay todo tipo de posiciones y tendencias, habiendo conseguido estar unidos por el respeto hacia las ideas de los demás.( Eso si que es un milagro!)
A lo largo de los años, los temas y las costumbres han ido cambiando un poco, siendo correlativos con nuestras edades y problemáticas. Antes, durante la cena se explicaban cosas y ahora traemos el PC y enseñamos viajes, cosas o textos interesantes.
La verdad es que estamos acostumbrados a tocar temas médicos mientras cenamos con toda normalidad, inclusive para los que “no “son médicos.
Mi padre explicaba la operación del día con todo lujo de detalles sanguinolentos, mientras comíamos, sin que nadie se inmutase lo mas mínimo. Bueno, a excepción de Javier, ingeniero, hombre de números, que esta casado con mi hermana médico y solo hablar de “cochinadas “ médicas, le pone enfermo. (La verdad es que el normal es el….no nosotros)
O sea que ya veis…..hay todo tipo de colores en nuestro zoo.
Lo malo, es que estamos tan acostumbrados que cuando viene algún invitado a cenar, no nos damos cuenta y seguimos con nuestro rollo, hasta que vemos que su cara se va poniendo verde……nos reímos y paramos de hablar en seco.
La introducción del tema en mi familia fue divertida, sobretodo en su inicio.
Os explicaré la puesta en escena, porque la verdad, es que hubo momentos delirantes.
Me llevo el PC portátil donde tengo todas las fotos y los videos y me voy a la cena, a casa de mi madre.
Llego de los primeros y monto el PC en el salón, siguiendo la ceremonia de los que tenemos que enseñar cosas a los demás.
De momento, solo somos tres. Empiezo a explicar un poco de mi viaje a filipinas y lo que he hecho. Les paso algunas fotos turísticas y voy entrado en tema, al mismo tiempo que vamos picando del aperitivo.
Paso foto….como aceituna!
Paso foto…como embutido!.......y así, hasta que se cuela un vídeo de una operación de Alex conmigo como paciente a nivel del hígado. Yo bocarriba tendido en la camilla.
A los 15 segundos de su inicio, ya tiene las manos dentro del abdomen y sale sangre por el lado. Mi madre y dos hermanas se quedan con la boca abierta y una se atraganta con la aceituna.
¡Ostras,….pero si las tiene dentro!.....y no te duele?......oye! …y la asepsia?.....no te infectarás?......no te ponen anestesia?......
Empieza el diálogo de besugos. Cada uno con su rollo y nadie escucha a nadie o todos a todos: Una caja de grillos!
Van llegando más miembros de la familia, que se suman a la zona del PC. Una mira de lejos y dice: …uy!...de que te has operado, que veo sangre?...
Mira mejor y se da cuenta de que estoy vestido. Te has operado con ropa?......Pero donde estás? que te están haciendo?..... y así a medida que iban llegando.
Al final, todos absortos delante la pantalla, con la boca abierta algunos y otros mirando entre los dedos que tapan los ojos, para no mirar.
Escucho todo tipo de opiniones, a favor y en contra, predominando el equipo de los incrédulos.
Alguien salta y dice: Tienes suerte que papá ya no esté con nosotros, porque sino ya te habría cortado las orejas por dejarte tocar por “estos que no se deben lavar ni las manos”.
(Mi padre, trabajó de médico hasta el final de su vida)
Mi madre pone orden y nos llama a cenar, donde sigo explicando batallitas del viaje y empiezan las bromas de todo tipo.( Algo así, como ya te veo con una pluma en la cabeza y un taparrabos, visitando en la esquina de tu casa, a un montón de gente)
Prueba superada.
Segunda prueba de fuego: Hablar con mis amigos médicos.




Les llamo por teléfono, les explico un poco de mi último viaje y les invito a venir a mi casa para ver fotos y videos y explicarles un poco de que va la sanación energética.
Nos conocemos desde que estudiábamos la carrera. Al final reúno a 14 personas, entre médicos y no médicos.
Antes de pasar los videos, empiezo a explicar lo que van a ver y de que trata el tema.
Los semblantes van cambiando y aparecen expresiones de alucinados. El silencio es total. Miro a uno que es economista y veo que le caen gotas de sudor frío por la frente. No he empezado a mostrar imágenes escabrosas y esta a punto de caerse del sofá..
La tensión en el ambiente es máxima y se puede cortar con un cuchillo. Se establecen rápidamente dos grupos: el de apoyo y el controvertido.
Van apareciendo las imágenes de las operaciones y veo todo tipo de expresiones faciales. Por el fondo, algún comentario al aire: no puede ser!...jo!...y no hacían daño ¿…y la asepsia?.... ( lo de siempre ….).
Al final de la exposición, hablamos durante un rato y ganan los que lo creen posible.
Todos están de acuerdo de la excepcionalidad del documental y de su importancia dentro de su mundo y de las repercusiones que podría tener de seguir una investigación seria.
Oigo a una mujer que dice: Y como es que no me has dicho nada de todo esto….es que entre vosotros, os lo calláis todo!
El marido ( mi amigo médico) le responde: Pero si yo me acabo de enterar! No sabía nada de nada ¡ ….Primera noticia!
Es verdad. No he dicho nada a nadie, hasta que he estado seguro de que el momento era el apropiado y estaba preparado para ello.
Absolutamente todos conocen a alguien (más o menos cercano) que últimamente ha seguido algún tratamiento de medicina alternativa.
Referente a como ocurre y su significado fisiológico, hay distintas opiniones, muy alejadas unas de otras.
Si que he notado, mayor credulidad de las mujeres sobre los hombres.
En caso necesario, estas acudirían a un sanador con mayor facilidad que los hombres incrédulos.
La mayoría de las mujeres han acompañado alguna vez a alguien, a una visita de un sanador de cualquier tipo y los hombres solo de forma única, por casualidad o arrastrados por su pareja.
….
Ya lo sabe la familia, los amigos y algunos médicos.
Ha sido toda una experiencia. El resumen es muy aceptable y me ha sorprendido el máximo respeto al tratar el tema, por parte de los incrédulos.
Creo que la clave ha estado en comentar el tema con cierto grado de profesionalidad médica, que allana posturas.




A nadie le ha dejado indiferente.
A los que creen en ello, les ha impactado muchísimo y les ha encantado.
A los incrédulos, les ha gustado verlo y me lo han agradecido intensamente, por su excepcionalidad.
A mi, me queda el buen sabor de boca, de ser el mensajero de algo único.
Ahora me toca hablar con los directivos de las clínicas que conozco y enseñarles lo que he visto. Es un paso de gigante, porque no se la receptibilidad que voy a tener. Pero creo que tienen que conocer este documental que traigo.
Mañana les llamaré y a ver que pasa….

1 comentario:

  1. Mi querido Paco : apasionante ,la humanidad esta buscando otras respuestas ,bendigo tu valentia , de mostrar esto que va a dar que hablar , hay algo..."cuando el discipulo esta preparado ( tu ) aparece el maestro (Alex )",lo entiendes?,o sea , es el tiempo justo, ni antes ni despues,es ahora , se q el exito esta con vos en la conferencia , conozco una tecnica de sanacion de un shaman hawaiano ,el Dr.Ihaleakala Hew Len ,la tecnica se llama "Ho·oponopono",comunicate ,quiero ayudarte a difundir , de pronto ya mande este blog ,recibi todo mi cariño , besos .

    Claudia tu argentina

    ResponderEliminar