viernes, 19 de marzo de 2010

8) SI EL PUEDE, YO TAMBIEN : Fred Matser

8) SI EL PUEDE, YO TAMBIEN : Fred Matser


Ayer estuve en la presentación del libro de Fred Matser “ Redescubre tu corazón “. A él no lo conozco personalmente, aunque coincidimos una vez en el Primer congreso de la nueva Humanidad en Barcelona, organizado por Rosalinda y María.
Como Fred no pudo asistir en Barcelona, María que es una coordinadora fantástica ha hecho la presentación del libro y luego hemos conectado vía web-cam con el PC con Fred que estaba en Holanda. Las personas que estaban allí hicieron preguntas y él contestó largamente a cada pregunta. Fue estupendo y asombroso, poderlo ver en la pantalla grande y nosotros en el patio de butacas, intercambiando impresiones-.
El esta en el mundo de las grandes empresas, dirigiendo los destinos no solo de sus negocios, sino de varias ONG a las cuales está vinculado intensamente.
Hombres así que están en la cúpula del poder empresarial y que marcan tendencias , son los que hacen falta para cambiar, filosofías y valores empresariales y establecer un mundo nuevo. El gran cambio de conciencia. No solo por sus vastos conocimientos sino por poderse codear con todo tipo de personas del mas alto nivel y ser oído con respeto en los foros internacionales mas restringidos por la calidad de sus ideas.
Le pregunté que mi duda es como llevar cualquier tipo de negocio y al mismo tiempo hacerlo con los valores de conciencia en proceso de cambio, sin que distorsionen su resultado. No es tarea fácil, pero la clave está en dedicarte un tiempo ( aunque sea pequeño ) para ti e intentar vivir unos momentos al día que sean exclusivamente tuyos y poder pensar en ello: que puedo hacer yo para cambiar las cosas, en mi mundo cercano?.
Si encuentras la respuesta y la practícas, muchos como tu y como yo, podremos cambiar el mundo, con la suma de muchos granos de arena-.
El menciona 7 claves que ayudan a transformar una vida: Confiar en la protección divina, liberar la mente ( ir mas allá de hasta donde llegan mis creencias . Entra en lo desconocido), expandir nuestra conciencia e unir mente y corazón, liberarse del miedo, vivir en el espíritu de unidad, buscar la verdad sin enjuiciarla y apoyar la familia global.
Aplicar la grandeza de estos conceptos filosóficos al mundo actual, tanto en la empresa como en la vida cotidiana, no es fácil pero tampoco imposible. Lo difícil no es hacerlo , sino mantenerlo en el tiempo . Los médicos, por nuestra profesión, estamos mas cerca de los demás, pero también es imprescindible aplicar estos nuevos valores de conciencia. Sobretodo respecto a no solo aliviar al paciente sino a que se sienta escuchado.
Me encantó la respuesta que dio a una pregunta sobre la existencia del bien y el mal. Y Dixit: yo hablaría mas bien de función y dis-función. Es de una sutileza, que solo por la profundidad de una frase como esta, valdría la pena re-escribir la historia nefasta de muchos pasajes horribles que conocemos, en base a la genialidad de esta nueva visión.
La transcendencia de aplicar en base a la funcionalidad, la esencia del ser humano huyendo de tópicos religiosos, nos abre una puerta nueva sobre el destino cósmico de nuestra existencia. Hay una bondad infinita de nuestro Dios, con una lectura lejana del binomio bien-recompensa y mal-castigo, acercándonos a una realidad mas humanizada, con la visión de la función / dis-función. Y esto lo comenta, Fred cuya primera clave filosófica habla del propósito Divino. Chapeaux ¡! ( Me levanto el sobrero y Olé ¡ )

1 comentario:

  1. Hola Paco, fenomenal. Creo que sera un blog que podrá ayudar a mas gente (científica y medica como tu) cuando empiezan caminar por tierras desconocidas donde empezamos -como dice Fred- de pensar con el corazón y sentir con la mente. Hay que tener coraje de salir de los limites mentales, pero la historia nos muestra constantemente que solo aquellas que se alejan del horizonte conocido, encontraran nuevas y fascinantes tierras y conocimientos. Te felicito por empezar este camino...donde 1 + 1 no suman 2, pero donde 1 + 1 = 1. Un fuerte abrazo, marika

    ResponderEliminar