sábado, 20 de marzo de 2010

10) FILIPINAS: ANTES DE IR.


10) FILIPINAS: ANTES DE IR.

Ara y yo, nos vamos a Filipinas, para asistir a un seminario de sanación con Alo, durante 15 días. Estoy muy ilusionado, porque cuanto mas veo y se del tema energético, mas cerca estoy de entender muchos de los mecanismos fisiopatológicos que afectan al ser humano. Tengo la impresión de que estoy en medio de un puente sobre un río, en el que tengo el privilegio de ver
desde lo alto, en perspectiva la sanación energética a un lado y la sanación medico-clásica en el otro. Esas dos mitades establecen un todo, mas entendible desde el punto de vista crítico. Creo que ambas partes han de ir cogidas de la mano y complementarse. De hacerlo así, desde la fisiología, el diagnóstico o la recuperación, se puede objetivar de forma más completa e integral.
Vamos a escuchar y sentir, otra forma de ver la vida. De sanar a los demás y a ti mismo. con medios no convencionales para un médico clásico. ( Todavía lo soy?...a estas alturas de la película, creo que ya no y que estoy incorporando técnicas y filosofías nuevas a mi forma de curar y de diagnosticar.
Habrá que hacer meditación con la respiración adecuada y yo de esto no se casi nada. ( Solo un poco de teoría) . Por el momento, no creo que cumpla los criterios mínimos de calidad, al hacerlo. Pero todo se andará…aprendiendo durante la marcha, ya que Ara es una experta en ello.
Luego viene el tema de la alimentación, que debe ser muy frugal, vegetariana y en este caso tropical. Para mi será un enorme sacrificio, esta parte. Vaya rollo!!







Creo que seremos bastantes….cerca de unas 80 personas.
Un día vamos a una cueva y dormiremos en ella. Será como una comunión con la madre tierra. Luego nos bañaremos en un lago interior….uffff…..vamos , si solo fuera eso. Pero tengo la impresión, de que van a pasar mas cosas. Mi intuición me dice que a la vuelta, no seré el mismo, interiormente.
He visto un plano de “ La Cueva “ de Filipinas y llama la atención, su estructura anatómico-geográfica: En el centro del plano, parece un especie de matriz femenina. Si unes los puntos exteriores del terreno de la cueva, forma el dibujo de una paloma con las alas abiertas. Volando. Sorprendente!!...Todo son señales, aunque lo difícil es su interpretación.
Una paloma,… símbolo de la paz, de la Trinidad, de la meditación….
Con una matriz en su interior….dormimos en el interior de la cueva para levantarnos renovados…
Con las alas extendidas…debemos volar y hacer saber a todo el mundo nuestro nuevo mensaje …y vivir la vida de otra manera. Un cambio de valores…
Luego pasaremos por la Pirámide. Dicen que es una forma de meditar mas fácilmente en su interior y conectar con las energías cósmicas.
Finalizada la fase de sanación, nos vamos en pequeños grupos a unos pueblos cercanos, a ayudar-sanar a la gente que lo necesita. Para mí, es tener la posibilidad de coger el túnel del tiempo y aparecer en otra época, haciendo de medico-sanador-curandero con un contacto íntimo, directo y respetuoso con el paciente. Volver a los orígenes, sin hacer demasiado caso de los abundantes conocimientos actuales y de sus tecnicismos, para empaparme de nuevo con la relación mas humana, médico – paciente. Sentir dentro de mí que existe y que puedo ayudarle. Posiblemente la falta de medios, haga que se desarrolle más mi sentido analítico y me acerque intensamente a la mente de mi paciente, hallando alternativas, hasta ahora impensables o desconocidas. Que tengo?...mi mente y mis manos: Utilízalas.
Dado que María es la organizadora del evento, seguro que estará todo en su sitio y debidamente colocado.
No voy con la idea de pasar unas vacaciones, sino de aprender algo más del camino espiritual y de la sanación energética. También espero que me sirva de descanso temporal, ya que estos últimos meses han sido una locura en todo.
Soy yo quien escribe y ya tengo ganas de saber lo que voy a leer en el “durante” y en el “después” de Filipinas.
Hace unos pocos años que empezó esta nueva singladura, de forma lenta y pausada. Hoy los acontecimientos se van acelerando, sin tener tiempo de digerir adecuadamente, lo que se avecina. Es como estar dentro de un torbellino: todo gira a una velocidad de vértigo y las ideas van entrando en mi ser, cambiándolo todo: mi entorno y a mi mismo.
Presiento que llega algo gordo, pero no tengo ni idea del calibre de lo que viene o de que se trata específicamente.












No hay comentarios:

Publicar un comentario