miércoles, 15 de septiembre de 2010

49) ELEVACIÓN DE ALMAS PERDIDAS HACIA LA LUZ.


49) ELEVACIÓN DE ALMAS PERDIDAS HACIA LA LUZ.

Como podéis ver, a lo largo de este periplo espiritual, cada vez los temas son más sofisticados e increíbles. Lo curioso del caso, es que todo lo que he ido escribiendo ha ido apareciendo de forma paulatina, un tema tras otro. Es extraordinario la de cosas que he aprendido estos últimos años y esta de hoy, viene a ser como la guinda del pastel.
En todas estas situaciones que he narrado, he asistido en la mayoría de ellas, en primera línea, lo que me ha dado el privilegio de poder ver y oír todos los detalles más íntimos.
La historia de este tema empieza en un quirófano de la clínica de la provincia de Tarragona, hace unas semanas.

Estoy vestido con el traje verde quirófano y a mi derecha tengo a Alex (El sanador energético) estirado en una camilla, a punto de entrar en el mismo, para ser intervenido . Esta un poco nervioso, ya que es la primera vez que entra en una clínica para ser tratado. Le cojo la mano y lo tranquilizo. Estamos solos los dos en una sala donde normalmente se aparcan los pacientes, antes de entrar en quirófano. Veo que se levanta un poco y se vuelve a estirar. Y así varias veces de forma rápida. Me comenta algo, como que hay mucha gente por ahí….
Yo miro hacia delante en la sala que estamos y solo veo a un médico anestesista escribiendo. Al poco rato, veo que mira hacia los lados y hace muecas con una cara de extrañeza. En aquel momento, no entendí lo que pasaba, pero al día siguiente, cuando estuvo mas tranquilo, me explicó lo que había visto.



El camillero lo introduce en el quirófano y empezamos la intervención.
Al principio esta consciente, pero luego lo sedan un poco para poder trabajar sin resistencia. Hacia el final, se va despertando y mira hacia el techo, pero va cerrando los ojos. La operación dura poco y al cabo de una hora ya estamos. Lo que ocurre es que hay que limpiarlo, esperar a que vuelva totalmente en sí, que se normalicen todas sus constantes y bajarlo a la habitación.
Al día siguiente, nos explica que ha visto muchos seres de luz en la zona de quirófanos, que se acercaban a él, como pidiéndole ayuda. Su instinto natural habría sido de ayudarles en aquel mismo momento. Pero como estaba todavía un poco aturdido, lo vivió como si se tratase de un sueño en el que no podía ser protagonista activo de su vida. Solo era un espectador.
Hablamos un rato de su intervención, de lo bien que estaba y de los espíritus que habían quedado atrapados en la clínica. Comentó que era necesario, ayudarles a salir.
Cuando un cuerpo físico muere, su alma se eleva hacia otra dimensión, buscando la Luz. Además de referirme a la Luz Divina, me refiero a la luz en el sentido más literal. Esas almas buscan la luz como referencia de un faro a distancia, que les dirija en el camino de elevación hacia su destino final. Parece ser, que en algunos casos las almas no encuentran el camino de vuelta y se quedan atrapadas y perdidas allí donde su cuerpo las abandona. Evidentemente nadie sabe el porqué. Pero las personas que tienen acceso a conectarse con estos seres, dicen que los ven, los sienten y en ocasiones mediante el lenguaje vibracional, llegan a comunicarse con ellos. Son los que tienen capacidades de mediumnidad. Uno de ellos es Alex. Otra de ellas es Luz, la médium de la que también hemos hablado en los escritos del principio y la verdadera “culpable" de que esté metido en este mundo sensitivo.
Después de hablar con Alex, volví a casa cabizbajo y un poco perplejo, como no sabiendo que tenía que hacer. Conocía el tema parcialmente y había oído cosas en varias ocasiones, pero no se me había ocurrido que también podrían estar en una Clínica y menos en los quirófanos!


La verdad es que si existe, la presencia de almas perdidas en esta zona, podría alterar la dinámica de los que trabajamos allí.
Tampoco es bueno para las almas perdidas que sigan en este mundo, ya que su lugar natural es seguir el camino hacia la Luz y pasar a otra dimensión.
Hablé con Alex y decidimos que teníamos que limpiar energéticamente el lugar, para liberar esas almas de su apego terrestre. Se trataba de realizar una ceremonia espiritual y ayudarles a encontrar el camino de la Luz.
Pare ello, agrupé a un grupo reducido de personas, con la intención de sanar la zona de quirófanos. Fue imprescindible que estuviesen Alex, Luz, María y Elena, que conocen perfectamente el trato que debe darse en esta circunstancia.
Los acompañé a la zona de quirófanos un día que no había intervenciones, a una hora discreta.



Y empezamos la ceremonia. Alex nos invitó a orar con él unos versículos concretos y bendijo el lugar con agua. Fuimos paseándonos por las dependencias de los quirófanos en procesión, hasta que al final nos quedamos en un lugar concreto, en el que los médiums percibieron vibracionalmente que allí permanecían las almas pérdidas. Curiosamente, al unísono, de pronto se giraron hacia una esquina y elevaron sus brazos. Yo no vía nada anómalo: solo una simple pared. Pero ellos habían detectado con sus cualidades que en ese lugar, había dos almas. Un poco más atrás, percibieron 4 mas.






Alex había percibido su presencia cuando fue intervenido.( Antes , en y después).
Al cabo de un corto espacio de tiempo que no puedo definir, elevaron el tono de voz y los “Enviaron hacia la Luz”. Fue emocionante, aunque yo no vi ni sentí nada especial. Pero después de lo que he vivido en directo con ellos en otras ocasiones, no dude de lo que sintieron. Para ellos era una realidad. Para mí, fue un acto de fe y ayuda.



Cuando acabamos, nos sentimos emocionados y nos sentimos pioneros por haber podido resolver una situación de corte espiritual en un lugar tan técnico como una clínica.
Comentaron que el lugar se llenó de luz y se respiraba un ambiente de tranquilidad y serenidad, inusual. Fue una limpieza energética física y espiritual, en un lugar en el que los médicos y enfermeras necesitan tranquilidad y una capacidad de concentración elevada, para desarrollar su trabajo. En este tipo de trabajo, cualquier ayuda extra es bien recibida y redundará en beneficio de los pacientes.
……………………
……………………
En otras ocasiones, conozco casos de la misma situación en casas particulares u otro tipo de centros.
Cuando en ellas habitan personas lo suficientemente sensibles para percibirlo, actúan de modo autodidacta y los envían hacia la Luz. (No se porque, suelen decir que los dirigen hacia la Luz , por la derecha…)
Suele ocurrir en lugares en los que viven personas con alto nivel energético y que irradian una luz interior especial, que los demás no vemos, pero que sí lo perciben estos seres de Luz perdidos.
Yo me he dado cuenta a raiz de esta experiencia vivida en una clínica. Pero estoy seguro de que a muchas personas les pasa en sus casas o en otros lugares.
Espero que os sirva de ayuda para situaciones especiales, en las que diagnosticar que esta ocurriendo es más que difícil. Lo aquí explicado, puede ser una realidad y una opción para su solución. Pensad en ello….

No hay comentarios:

Publicar un comentario